Los hermanos Reyes en Aguas Mansas | Foto © Captura de video

“Aguas Mansas”, la telenovela colombiana que paralizaba a Cuba a las 3 de la tarde

Los cubanos somos amantes de las telenovelas. Nos gustan sobre todo las brasileñas. Sin embargo, fue una colombiana la que paralizó las calles de La Habana cada tarde que se transmitía. Se llama Las Aguas Mansas y en los papeles protagónicos hay tres galanes inolvidables.

Aguas Mansas fue producida por RTI Televisión

Los protagonistas de los que tanto se habló fueron: Juan Carlos Gutiérrez como Juan Reyes; Juan Sebastián Aragón como Óscar Reyes; y Luigi Aycardi como Franco Reyes.

No ad for you

Entre las féminas estuvo Margarita Ortega interpretando a Sofía Elizondo; Fabiana Medina como Ximena Elizondo y Patricia Maldonado como Sara Elizondo.

Las calles se quedaban vacías y el pico eléctrico se disparaba

Desde el primer capítulo las “Aguas Mansas” se robaron el corazón de la audiencia en Cuba. Fue estrenada en Colombia en 1994 pero en la Isla se transmitió en el verano de 1998. La gente se escapaba de las oficinas para verla. No podías hacer ningún trámite en ese horario.

En las casas se sentaba la familia entera a ver la telenovela. Había bronca por los sillones, por la mejor posición frente al televisor y por la dirección a la que se debían apuntar los ventiladores para que todo el mundo cogiera su fresquito.

La novela que tenía refrescador de pantalla

Fue un verano duro, quizás por eso todo el mundo se calentaba a la hora de la novela. La disfrutó el público de todas las edades y géneros porque había personajes para todos los gustos. Perversos, románticos, idealistas, celosos y aventureros.

Los papeles protagónicos quizás fueron los que más sedujeron y se han quedado en la memoria del pueblo. La comidilla de la gente era “esos si son galanes” cuando se referían a los tres hermanos Reyes.

Tres hombres jóvenes que buscan vengar el suicidio de su hermana menor

La trama era muy sencilla. Los hermanos Reyes huyen de su pueblo natal tras perder a sus padres y sus bienes. Llegan a Bogotá en 1949. La hermana menor, Libia, comienza un romance oculto con un hombre mucho mayor que ella y queda embarazada.

Bernardo Elizondo, el futuro padre de la criatura, era un poderoso industrial, casado y con tres hijas mayores que su amante. Un día de regreso a su casa muere en un accidente automovilístico.

Libia, desesperada va hasta la hacienda de los Elizondo a pedir ayuda a la viuda. Como es de imaginar, la humillan tremendamente y la joven decide quitarse la vida saltando a un río de aguas mansas. Los hermanos Reyes encuentran el cuerpo y juran tomar venganza.

Juan, Óscar y Franco Reyes seducen a las hermanas Elizondo

Así comienzan a orquestar su plan para destruir el imperio que sostenía a la familia Elizondo, pero algo se va torciendo en el camino. Lo que ocurre en adelante, si ya viste la novela lo recuerdas; y si no… ¡lo tienes que ver!

Aguas Mansas tuvo excelentes actuaciones, una trama sencilla pero divertida y un toque de suspenso que mantuvo a todos intrigados durante mucho tiempo. Ojalá podamos repetir momentos de alegría, tensión y pasión como lo que nos dejó esta telenovela.

 

Comentarios

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.