Carta Marina de Martin Waldseemüller 1516 | Foto © e-wiki.org

El territorio de Estados Unidos fue nombrado “Cuba” en un mapa de 1516

Se trata probablemente del primer mapa náutico impreso del mundo entero. Fue elaborado por el cartógrafo alemán Martin Waldseemüller. Es un valioso documento que refleja un territorio desconocido por los geógrafos de la época.

Un nuevo mundo de posibilidades para la navegación

Tras la llegada de Colón a las tierras que hoy conocemos como América fue necesario modificar las cartas de navegación del mundo entero. Existían muchas dudas entre los cartógrafos porque carecían de información determinante y de la tecnología necesaria para hacer mapas de alta precisión.

No ad for you
Universalis Cosmographia (1507) Martin Waldseemüller. Mapa en el que se representa América por primera vez / Wikipedia.org 

A pesar de eso trabajaban con mucho compromiso en cada proyecto pues en sus manos estaba la vida de miles de marinos, las posibles rutas de comercio, incluso las vías más directas de conquista de territorios y los mejores lugares para dominar los mares.

El empeño de Waldseemüller no era una tontería despreciable. Dibujó, por primera vez en la historia, el contorno del mundo que conocemos. Lo hacía en 1516 con herramientas con las que hoy un geógrafo tardaría un mes para reflejar una manzana de su barrio.

¿Quién fue Martin Waldseemüller?

Este destacado cartógrafo nació en Alemania en 1470. Estudió en la Universidad de Friburgo geografía, matemáticas y cosmografía. Posteriormente se trasladó a Saint-Dié-des-Vosges, en Francia, donde muere en 1520.

Martin Waldseemüller / Wikipedia.org

Martin Waldseemüller, fue el primer geógrafo, junto a Mathias Ringman, en usar el nombre de América en un mapa (1507) en honor a Américo Vespucio. En este documento histórico se reflejó por vez primera Asia y América como territorios separados.

Waldseemüller no dudó en tratar de enmendar su error y reconocer el aporte de Cristóbal Colón en el “descubrimiento” del “Nuevo Mundo”. Borró el nombre de América en las cartas de navegación que hizo posteriormente, pero para entonces ya había sido acuñado.

La Carta Marina de 1516

En esta obra Waldseemüller además de incluir descripciones de ciudades costeras, nuevas rutas marítimas y mostrar un aspecto aproximado del continente americano, cambió el nombre de éste por el de “Nuevo Mundo”.

Retrato de Colón en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos / Wikipedia.org

El documento tiene 12 hojas y mide en total 100x200cm. Durante mucho tiempo se pensó que todos los ejemplares habían desaparecido. La única copia que existe apareció en el siglo XX perfectamente conservada dentro de un libro.

Documentos históricos de alto valor cultural

La Carta Marina de Waldseemüller (1516) y su Mapa de 1507 se estima que estuvieron guardados en la biblioteca del castillo de la familia del príncipe Waldburg-Wolfegg en Baden-Württemberg, Alemania, desde el siglo XVI.

Ambos documentos se encontraron en un excelente estado de conservación. En 2003 fueron comprados y actualmente son propiedad de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Por qué Waldseemüller llamó “Cuba” al territorio de Estados Unidos

Martin Waldseemüller era un hombre de ciencia. Representó todos los elementos que habían sido descritos siendo fiel a los datos. Sin embargo, la velocidad en que viajaban estos en el siglo XVI, no se puede comparar a lo que conocemos hoy.

Detalle de la Carta Marina de 1516 / Wiki.org

Siguiendo la teoría de un planeta redondo era lo más lógico suponer que la “tierra incógnita” se uniera a Asia. Por otra parte, Colón había descrito a “Cuba” como el territorio más occidental hasta el cual navegó.

Sumando datos, no resulta nada extraña la decisión de Waldseemüller de nombrar a la región más occidental con el nombre de "Terra de Cvba -Asie partis". Es decir: “Tierra de Cuba – Parte de Asia”.

La Ciencia es compleja y maravillosa

Las primeras expediciones a América del Norte fueron hechas por el español Juan Ponce de León en 1513, en la región que hoy se conoce como la Península de la Florida. Estos datos no serían reflejados en una cartografía de la magnitud de la hecha por Waldseemüller hasta muchos años después.

Carta Marina de Martin Waldseemüller 1516 /e-Wiki.org

Fiarse de los datos, a ciegas, puede ser una trampa para los científicos tan peligrosa como dejarse llevar por su creatividad. Sin embargo, cuando se usan ambos en equilibrio el resultado es un legado maravilloso, como ocurre con la Carta Marina de Waldseemüller.

Comentarios

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.