9 de los hombres más ricos y poderosos de Cuba en 1958

Según una compilación realizada por el académico cubano Guillermo Jiménez Soler, “Los Propietarios de Cuba 1958”, en donde se presentan una selección de 550 propietarios que conformaban una poderosa oligarquía económica en la isla, al menos 40 eran considerados de suma importancia, por el peso y la proporción de sus valores.

A continuación, les adelantamos algunos de los que formaron parte de ese exclusivo primer grupo:

1. Fulgencio Batista Zaldívar:

Sin duda alguna, uno de los hombres más poderosos de Cuba y del continente. Además de ejercer como Presidente de facto de la República tras el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, Batista era propietario en 9 centrales, 2 refinerías, 2 destilerías, un banco, tres aerolíneas, una papelera, una contratista, una transportista por carretera, una productora de gas, dos moteles, varias emisoras de radio, una televisora, periódicos, revistas, una fábrica de materiales de construcción, una naviera, un centro turístico, varios inmuebles urbanos y rurales, varias firmas norteamericanas y otros múltiples intereses.

No ad for you

(Imagen: Wikipedia)

En el sector bancario su esposa controlaba el 80% de las acciones del Banco Hispano Cubano. En la rama de los bienes inmuebles, Batista contaba con numerosas compañías inmobiliarias y de inversiones como la Compañía de Fomento Almendares S.A., la Inmobiliaria Miramar, la sociedad Marimelena Realty Company, así como la Compañía de Fomento del Túnel de La Habana S.A. (con un capital ascendente a 10 millones). 

A través de la Compañía Inmobiliaria Rocar S.A., Batista controlaba la Compañía Cubana de Aviación S.A, Cuba Aeropostal S.A., la Compañía Urbanizadora de Varadero (propietaria de varios negocios en Varadero como el reparto Kawama), la Compañía Territorial Playa Francés S.A. y 100 mil en acciones de la Cuban Telephone Company, entre otras tantas.

2. Julio Lobo Olavarría:

Ingeniero agrónomo, de origen venezolano y judío, era la principal fortuna individual del país, estimada por analistas norteamericanos en 85 millones y, según sus activos (calculados en 100 millones), la más destacada personalidad de la burguesía cubana, el principal empresario y corredor azucarero del mundo e indiscutible autoridad internacional en el sector, cuyas propiedades abarcaban todas las esferas de la actividad azucarera.

(Imagen: Wikipedia)

En 6 de sus centrales era propietario único y en 8, propietario principal, poseía el 25% de las acciones de la West Indies Sugar Company, prestigiosa firma norteamericana. Presidente de Galván Lobo Trading Company, la mayor corredora de azúcar del mercado mundial y además refaccionaria, consignatario de barcos, representante de compañías de seguros, administrador de bienes y otras actividades. Presidente y principal propietario del Banco Financiero con depósitos de más de 12 millones, 13 sucursales y 86 empleados. Propietario principal de la Naviera Cubana del Atlántico S.A., la línea de navegación Golfo Cuba S.A., la naviera Cubamar S.A. y la operadora marítima Unión S.A. Atesoraba una selección epistolar de Napoleón Bonaparte y una pinacoteca que incluía cuadros de Leonardo Da Vinci, Rafael, Miguel Ángel, Goya y otros grandes maestros.

3. José María Bosch Lamarque:

Conocido por haber sido uno de los principales ejecutivos al frente de las firmas propiedad Bacardí. Fue presidente y accionista de la cervecería Modelo S.A., filial de la Compañía Bacardí y una de las 3 fábricas de cerveza y malta Hatuey.

Presidía y/o tenía intereses en otras firmas como Motel Rancho Club, The Trust Company of Cuba, Compañía Cubana de Fianzas, Petrolera Transcuba S.A. y Fomento de Obras y Construcciones S.A.

Era miembro del grupo de cubanos que controlaban el 20% del capital ascendente a 7 millones 700 mil de la Corporación Intercontinental de Hoteles de Cuba S.A. También era presidente del club privado La Torre, sito en uno de los pent-house del edificio FOCSA fundado en octubre de 1957.

4. José M. Arechabala Arechabala:

Conocido en la actualidad por haber sido el propietario de la emblemática marca de ron cubano Havana Club, Arechabala también era propietario familiar y presidente desde 1958 de “J. Arechabala S.A”, un gran complejo fabril con plantas de confitura, levadura y de sirope, con almacenes de azúcar, una terminal marítima, astilleros y otras producciones derivadas del azúcar. Tenía la cuarta refinería azucarera más importante del país, la onceava destilería más y una fábrica de licores en Cárdenas. Producía anís, aguardiente, crema, coñac y ginebra con la marca Arechabala, coñac marca Relicario y Tres Arbolitos, el ron Habana Club y era representante del whiskey Chivas Reagal y Martin´s V.V.O, así como otras bebidas de importación.

((Imagen: Wikipedia)

5. Eutimio Falla Bonet:

Cubano hijo de español, de profesión contador público y heredero de primera generación. Fue propietario en 13 centrales, una fábrica de tablas de bagazo, dos bancos, una papelera, una destilería, un teatro, dos henequeneras. Se le estimaba un capital ascendente a 8 millones en 1956. Era uno de los 4 hermanos beneficiarios de la “Sucesión de L. Falla Gutiérrez” (hermanos Falla Gutiérrez) con un capital total de 75 millones e inversiones en el exterior estimadas en 40 millones. La Sucesión era el segundo grupo más importante de hacendados cubanos en cuanto a número de centrales (poseían 7 centrales), y el más poderoso grupo financiero azucarero.

(Imagen: Wikipedia)

6. José Gómez Mena Vila:

Propietario en 4 centrales, una destilería, una fábrica de levadura, bienes inmuebles, una fábrica de bloques, un molino arrocero y un club de pelota. Se le calculan activos por más de 20 millones y poseía importantes recursos de capital en varias actividades Gómez-Mena era propietario único y presidente de la “Nueva Compañía Azucarera Gómez Mena” que contaba con 4 centrales.

Era uno de los propietarios del “Club Almendares” que integraba la Liga Cubana de Beisbol Profesional, dueño también de la conocida Manzana de Gómez y otros múltiples bienes inmuebles.

((Foto de re-orientation.com)

Fue vanguardia en los adelantos tecnológicos durante la década de los 30. El primero en electrificar un central, en aplicar el regadío a gran escala, en estimular la repoblación forestal y emplear el alcohol como combustible nacional.

7. Luis Mendoza Freyre de Andrade:

Propietario en cuatro centrales, un ferrocarril, una corredora de azúcar, refaccionista de centrales, una industria de fertilizantes, una de hormigón, una aerolínea, una colonia, varias urbanizadoras y otros intereses.

Mendoza fue gerente y propietario principal de “Luis G. Mendoza y Compañía”, exportador y corredor de azúcar y valores, compra venta de bienes raíces, importación y exportación de mercancías en general. Uno de los principales accionistas de la “Compañía Cubana de Aviación S.A”.

((Imagen de edcoatescollection)

 Tenía intereses en la Cuban Telephone Company y era considerado una autoridad en materia azucarera en especial en el corretaje de bolsa.

8. Carlos Núñez Pérez:

Presidente y único propietario del banco Núñez, el cuarto banco comercial y nacional por sus depósitos de más de 97 millones, con 22 sucursales y un capital ascendente a 1 millón.

((Imagen de delcampe.com)

 Fue uno de los dos bancos de capital cubano seleccionado en 1957 por “The American Bankers” entre los 500 más importantes del mundo. 

9. Francisco Blanco Calás:

Propietario en 10 centrales, una corredora de azúcar, una colonia e inmuebles.

Poseía dos centrales: “La Compañía Azucarera Corazón de Jesús S.A.” y “Ulacia S.A.”. Se destacaba por ser un importante corredor de azúcar y especulador en el mercado, accionista de la compañía marítima “Mariel S.A.”

((Imagen de Café Mezclado)

(Foto de portada tomada de Wikimedia)

Con información de: Jiménez Soler, Guillermo: (Los propietarios de Cuba 1958, Editorial Ciencias Sociales, 4ta edición, 2014, Instituto Cubano del Libro

Comentarios

Lo más leído

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.