Cómo saber si un cubano está enamorado de ti

El hombre cubano, famoso en su condición de amante de la vida y buen bailador, también muestra señales muy particulares que delatan cuando ha caído bajo el hechizo irreversible de su pareja. Aquí te adelantamos 8 a las cuales debes estar atent@:

Intercalará entre frases halagos sobre tu belleza

En una conversación que podría parecer de lo más común, él te soltará alguna que otra lisonja con tal de sacarte una sonrisa y un rubor de mejillas. ¿Que están tomando un café? Lo más probable es que te dispare: este café está tan dulce como tu mirada. El hombre cubano suele ser algo atrevido en este sentido y no se mide cuando de parecer lo más encantador posible se trata.

Afrontará tus problemas como si fueran propios

Si algo hay que concederles a los hombres cubanos es la capacidad para involucrase en tus asuntos personales, ello para bien o para mal trae como resultado que se atribuyan como suyos los problemas que perturben tu felicidad. Si un cubano “le va pa´ arriba al lío” que te quita el sueño, ponle el cuño: está enamorado.

No ad for you

Te va a hablar mucho de Cuba o de la región donde creció

Si de repente comienza a contarte cómo son las calles de Cuba, el calor que la caracteriza, la carne rusa enlatada, el Período Especial, el vecino chismoso que era presidente del CDR y su escuelita de la infancia, es una señal clara de que te está abriendo las puertas de su corazón.

No te van a faltar las flores

Es muy común en Cuba que los hombres regalen flores a diestra y siniestra, pues se pueden conseguir en agromercados, organopónicos, con los carretilleros y prácticamente en cada esquina. Ramos de girasoles y rosas son los más recurrentes.

Te va a enseñar la sazón de su mamá

Los cubanos, como los latinos en general, somos reconocidos mundialmente por nuestro apego con la familia, así como nuestro amor por la comida en abundancia y sin remilgos. Cada hombre cubano ha heredado las habilidades básicas y los secretos mejor guardados de la más auténtica comida criolla de la isla. El que más o el que menos se manejará con gracia en la cocina y te enseñará de “buchitos”, del “tin”, los “puñaos” y los “chorritos” necesarios para preparar unos buenos frijoles negros, un plato de yuca con mojo o unos deliciosos chicharrones.

Te soltará piropos incómodos que solo él encuentra graciosos

Para bien o para mal, en la isla es muy arraigada la tradición del piropo y, como se dice en buen cubano, “la cabra siempre tira pa´l monte”. Como lo lleva incorporado culturalmente, es muy probable que, aunque tu novio cubano no acostumbre a piropear, lo haga de todas formas, lo que traerá consiguo alguna que otra situación bastante graciosa.

Con sus amigos se referirá a ti como “la jeva”

Otra costumbre cubana que, si bien apareció como un vocablo machista y en ocasiones vulgar, se ha ido acomodando y ya hoy es utilizado entre ambos géneros para referirse a la pareja sentimental o sexual. Aunque es un término de origen coloquial, se emplea en muchas ocasiones como señal de cariño hacia otra persona. Si tú eres la jeva –o el jevo- de un cubano, está definitivamente “muerto contigo”.

Te va a presentar a toda su familia

Como adelantábamos anteriormente, el cubano es un ser muy familiar. Si comienza a describirte, una por una, a todas las personas que componen su árbol genealógico, y poco después insiste en presentártelas así sea por fotos o por Skype, da por hecho que ese “huevo quiere sal”.

Comentarios

Lo más leído

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.