Espolón calcáneo

El dolor en los pies es un síntoma muy frecuente en las personas, sobre todo si ya ha llegado a la “media rueda”.


El espolón calcáneo, es una de los principales causas de estos dolores. Este es una especie de pequeño hueso saliente que se forma en la planta de los pies y que origina generalmente un dolor agudo.

El espolón es una prominencia ósea sobre la región plantar del talón o calcáneo que puede estar asociada a dolor y sensibilidad localizada a ese nivel, aunque "con frecuencia el espolón no produce dolor".

Este pequeño hueso puede producirse por varias causas. Entre ellas, agentes infecciosos, exceso de uso funcional del pie y anormalidad en los huesos. Se han señalado también factores hereditarios. La causa principal que puede desencadenar la aparición del espolón se debe a la tirantez que se produce entre la membrana que recubre el hueso (periostio) y la que envuelve a los músculos y otras estructuras internas de la planta del pie.

 Puede aparecer en uno o en los dos pies y en personas del sexo masculino y femenino, aunque es más frecuente en mujeres y personas obesas y mayores de 40 años.

La manifestación más frecuente es el dolor al estar de pie, localizado en la región plantar interna, que se intensifica a la palpación y que se acompaña en ocasiones de ligero aumento de volumen.

Lo que duele específicamente no está bien precisado, aunque se cree que la inflamación es la posible causa del dolor, y también el desgarro o distensión de la membrana que recubre el hueso plantar. El dolor puede intensificarse al deambular o estar de pie mucho tiempo, también al andar descalzo, en chancletas o zapatos sin tacón o mal almohadillados en el talón. En general se alivia con el reposo.

El diagnóstico puede ser clínico aunque este puede acompañarse en algunos casos por estudios imagenológicos como la radiografía y el ultrasonido. Es importante subrayar que en ocasiones en la radiografía no se observa el espolón.

El tratamiento casi siempre es conservador: reposo, administración de antinflamatorios y analgésicos por vía oral, aplicación local de fomentos tibios, masajes con pomadas antinflamatorias, infiltración local de analgésicos y corticosteroides; aplicación de la medicina natural y tradicional y fisioterapia. Es recomendable el empleo de calzados que tengan un tacón de mediana altura, preferiblemente de goma, y usar plantillas almohadilladas en el talón. No sería ocioso subrayar la conveniencia de que las personas obesas con este padecimiento disminuyan el peso corporal. En casos rebeldes a tratamiento puede practicarse la intervención quirúrgica.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba