Jardines del Rey: playa, sol y naturaleza cubanos

Este artículo es de hace 5 años

Los conocidos como Jardines del Rey se ubican al norte de las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey. Son un conjunto de cayos e islas que ocupan una franja de 465 km y conforman el Archipiélago Sabana-Camagüey, el más extenso y numeroso de los cuatro que rodean la Isla.

Están compuestos por algunos de los cayos más famosos de la Isla y mejores exponentes de las riquezas y bellezas naturales cubanas: Cayo Coco, Cayo Guajaba, Cayo Guillermo, Cayo Francés, Cayo Romano, Cayo Sabinal, Cayo Santa María, Cayo Paredón Grande, entre otros. Representan, en total, el 60% de la cayería de toda la isla. Entre sus cayos hay canales, antiguos cauces del río que los deshielos de hace millones de años ocultaron.

El archipiélago se encuentra bordeado por 400 km de barrera coralina, la más extensa de Cuba y la segunda del mundo, solo superada por la Gran Barrera Australiana y posee 150 km de playa arenosa.

Fue nombrado en 1514 por su descubridor Diego Velázquez de Cuéllar, quien sorprendido por lo bello y exótico de la vegetación, las cristalinas aguas de las playas y sus finas arenas, decidió bautizarlo con este nombre, en honor al monarca de España Fernando el católico.

La belleza de sus playas, la riqueza de la flora con su abundante vegetación tropical y de la fauna, que alberga una colonia de unos 30.000 flamencos rosados, y se distingue por la presencia de reptiles y aves exóticas, convierten a este archipiélago en uno de los lugares de mayor atractivo turístico de la Isla.

El sitio, con su extensa barrera coralina que regala un fondo marino excepcional, es ideal, además, para la práctica de deportes acuáticos y submarinos.

Algunos de sus cayos más bellos y conocidos son:

Cayo Guillermo:

 

Es uno de los más pequeños del conjunto, posee 18 km2 y forma parte tanto de la provincia de Ciego de Ávila como de la ciudad de Morón. Alberga una de las playas más lindas de Cuba: Playa Pilar, cuatro instalaciones hoteleras con modalidad todo incluido, centros de buceo y lagos artificiales. Está conectado a tierra firme a través de una vía sobre el mar desde Turiguanó, al norte de la provincia de Ciego de Ávila

Lo distinguen sus dunas de arenas de 15 metros, consideradas entre las más altas del Caribe insular, su colonia de flamencos y la presencia de aves migratorias.

La vinculación con el escritor norteamericano Ernest Hemingway, que tomó a su playa Pilar como inspiración para su obra El viejo y el Mar, otorga un atractivo adicional para todo aquel que quiere desandar los lugares por los que antes estuvo el gran escritor, o contemplar su más famosa playa, nombrada por el bote del afamado cuentista y novelista estadounidense.

Cayo Coco:

 

Es, después, de Varadero el destino de playa y veraneo más famoso de Cuba. Sus 22 km de playas de fina arena blanca lo convierten en sitio idóneo para la práctica de deportes como el buceo, el surfeo a vela, la pesca y la navegación a vela. Se conecta de manera natural con Cayo Guillermo.

Sus 370 km2 de superficie lo convierten en la cuarta isla más grande de Cuba.

Cayo Romano:

 

Es el cayo más largo del archipiélago, con 777 km2 de superficie y la tercera isla más grande de toda Cuba. Además de sus seis kilómetros de playa, se caracteriza por una gran diversidad de fauna, con más de 400 especies. Se conecta a la isla de Cuba mediante un pedraplén de 42 km. Se distingue por extensas llanuras marinas con algunas alturas tectónicas como Silla Romano que posee 62 metros de altura.

Cayo Sabinal:

Su nombre lo debe al árbol de madera preciosa Sabina tan abundante en sus tierras. Cuenta con una extensión de Posee cerca de 30 humedales, entre temporales y permanentes. De sus 33 kilómetros de playas, 19,3 son arenosas y 13,6 arenosas-rocosas.

Sin embargo, no es solo esto lo que despierta el interés por conocerlo, pues posee unas exquisitas y variadas flora y fauna. Abundan el roble, el cedro, el guayacán, el sabicú, las mariposas y las orquídeas. También habitan la zona venados, jutías, jicoteas, polimitas y tocororos.

Algunas de las ofertas de recreación y disfrute para el visitante son las excursiones a la Barrera Coralina y a los antiguos navíos hundidos que organiza su Centro Internacional de Buceo.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.