Rejuvenece El Restaurante Gato Verde

Esta noticia es de hace 12 años
En el camino que va de la ciudad hacia el este, un gato verde espera en una pequeña valla a los comensales. La homónima instalación gastronómica ha reabierto sus puertas después de haber recibido los beneficios del programa de reanimación de este sector, iniciado hace algo más de dos años en la capital cubana.Con capacidad para 70 personas, el complejo cuenta con parrillada, restaurante y bar y se especializa en ofertas al carbón, explica su administrador Jorge Usallán. Entre los platos de la casa están el arroz frito y la brocheta de cerdo, muy apreciados por su calidad.Fotos del Che (Ernesto Guevara) y reproducciones de artistas de la plástica inundan las verdes paredes y constituyen un toque de identidad de esta instalación, muy frecuentada por viajeros que se dirigen al este de La Habana y por quienes van a las playas cercanas. “Aquí vienen familias que escogen el lugar como punto de encuentro”, dice el adiministrador.La remodelación mejoró las condiciones físicas de la instalación y se cambió el sistema de trabajo. “Esto último permite agilizar el servicio y brindar elaboraciones de calidad”, señala Usallán. Pese a que gran parte del personal de la casas es joven,  tiene los conocimientos técnicos requeridos para brindar un servicio eficiente, agrega el administrador.Paso a pasoDe acuerdo con José Zorrilla, director de gastronomía en la ciudad, El Gato Verde se inserta entre las unidades reparadas en la periferia capitalina dentro del amplio plan de rescate de instalaciones y ofertas.“Uno de los reclamos de la población siempre ha sido que las diferentes propuestas de servicio se mantengan en el tiempo. Hoy podemos hablar del Proyecto 23 – en la calle homónima, ubicada en el centro de capital-, que ha puesto a funcionar todas las instalaciones radicadas en esa arteria, con platos de presencia permanente”.Al respecto, considera de extrema importancia el ejemplo del administrador de cada establecimiento, su exigencia, control y profesionalidad. “Donde esa mezcla se cumple, el servicio mantiene su calidad”, asevera.Como resultado del programa, buena parte de los restaurantes más importantes de La Habana están funcionando. Para el próximo año, indica Zorrilla, el mayor énfasis se hará en las cafeterías especializadas en alimentos ligeros para darle facilidad a la población de adquirirlas en sitios cercanos de la comunidad. Se prevé que sean reparadas y dotadas de nuevo equipamiento  unas 150 instalaciones de este tipo.Fuente: Raquel Sierra, Tribuna de La Habana

Esta noticia es de hace 12 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985