Excepcionales fotos de la Alonso. Entrevista al fotográfo Jorge Valiente

Esta noticia es de hace 12 años
La diva Alicia Alonso. Su sólo nombre representa lo más espléndido del ballet universal. Ella y la compañía que creó hace 60 años (28 de octubre de 1948), tienen el derecho de celebrar ese aniversario a lo largo de 2008. Es que el Ballet Alicia Alonso, luego Nacional de Cuba (BNC), ha marcado para siempre a la cultura cubana, la de América Latina y al mundo de la danza en general. Nos adelantamos a los homenajes comentándoles las excepcionales fotografías que de la Alonso ha tomado, entre 1964 y 1996, el ya maestro de la lenta, Jorge Valiente. Para una mirada maravillada al baile de Alicia, esos tantos momentos irrepetibles de una función, una noche, debemos agradecer a Jorge Valiente (La Habana, 1936), quien fuera foto reportero desde 1963 hasta 2002, primero en Revolución y luego en Granma. Artista y amigo, ha querido compartir algunas de las instantáneas tomadas a Alicia y que expusiera durante el XX Festival Internacional de Ballet en la Galería La Acacia, solamente 20 entre las cientos que tiene de ella y el BNC, bajo el título Alicia: instantes eternos. Preciosa también la historia de Valiente y su vínculo con la prima ballerina absoluta. Era 1964 y Alicia bailaba para los jóvenes soldados en Caimanera (a metros de la Base norteamericana en Guantánamo). Coincidimos en el hotel Balcón del Caribe. Le pido que me permita acompañarla en la gira, y ella accedió. Por las mañanas ella hacía demostraciones, clases magistrales para explicarles qué es el ballet, qué se quiere expresar con las manos, los estilos, y por las noches, las funciones con la obra Avanzada. Valiente, bajo la emoción de los recuerdos, explica que la eximia Alonso bailaba sobre la cama de un camión y con las luces del campamento lo iluminaban como un teatro. Ella brillaba por sí sola. Desde entonces el ballet atrapó al joven fotógrafo, quien tuvo el buen ojo para distinguir las magníficas posibilidades que se le abrían para lo que estaba en su mente, la foto artística. Empezó a conocer las obras, a asistir a los ensayos, las funciones, hasta llegar a los Festivales y conocer el lenguaje ¿cuántas fotos? ¡Uf!, cientos, plural. ¿Algunas especificidades para fotos de ballet? La dificultad mayor radica en la iluminación. Te tienes que atener a la obra y sus luces. Por lo demás, aprovechar el momento. Pedro Simón (director de la revista Cuba en el Ballet) me explicó un día que el bailarín logra un momento ser como una estatua, cuando logra la plenitud del movimiento, es un segundo apenas. Y es entonces la oportunidad de tirar la foto. ¿Complicado, no es así? De verdad que sí. Las obras de ballet son difíciles y además los bailarines no bailan igual. He tenido la suerte de ver a rusos, franceses, italianos, daneses. Los cubanos tienen una gracia especial de mover los brazos; los rusos son más rígidos, los franceses más melodiosos. ¿Y Alicia? Ella es sobrenatural. Su movimiento precioso, inconfundible. Me impresionaba su baile, tengo fotos de casi todos sus ballets, Carmen, Giselle, El Lago de los Cisnes, Nos veremos ayer noche, Margarita, La viuda alegre, La diva, La Péri y Roberto, el diablo, entre muchos. Otras intentan un acercamiento a su personalidad, como el instante en que se está atando las zapatillas, preparándose para una nueva actuación, y su rostro parece reflejar una luz interior. No es ninguna novedad decir que la fotografía es un arte, pero no es menos cierto que el hombre o la mujer tras la cámara debe ante todo conocer y tener la sensibilidad suficiente sensibilidad y talento para captar esos instantes irrepetibles. Valiente lo ha logrado, y por eso se convierte en un dilema seleccionar una foto. En cualquiera de ellas puede advertir la composición, la armonía, ese saber utilizar la iluminación, perfectos encuadres, la composición, el justo momento del movimiento final y muchas veces, ¿acaso casi siempre? en blanco y negro. Este hombre más bien callado, siempre como en segundo plano, nos regala la emoción, el goce estético que significa ver otra vez a Alicia Alonso bailando. Ahí radica, justamente, la dimensión artística de Jorge Valiente.

Esta noticia es de hace 12 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985