Mayor calidad del tabaco torcido producido en la provincia cubana de Pinar del Río

Este artículo es de hace 12 años
Consolidar las marcas de habanos existentes y perfeccionar la calidad de estos constituye una de las premisas de los trabajadores de la Empresa de Tabaco Torcido en Pinar del Río, provincia situada a unos 150 kilómetros de la capital cubana.Durante este año prevén producir seis millones 200 mil unidades, fundamentalmente de las marcas Trinidad y Robaina, las cuales identifican al territorio, aunque predominaran otras como Partagás, Romeo y Julieta, Cohiba y Montecristo.Para ello cuentan con la materia prima y la fuerza de trabajo necesarias, en tanto pretenden mantener el cero por ciento de rechazo logrado en 2007, a partir de las nuevas tecnologías introducidas, la permanente superación de la mano de obra y la experiencia acumulada en productores y torcedores que han convertido este rubro en el mejor del mundo durante el decursar del tiempo.Cuatro fábricas, ubicadas en los municipios de Pinar del Río, Consolación del Sur y Candelaria hacen realidad tales empeños y en las cuales se emplea, en lo esencial, la materia prima procedente del llamado macizo tabacalero, integrado por los municipios de Pinar del Rio, Consolación del Sur, San Juan y Martinez y San Luis.También ejecutan inversiones dirigidas a la climatización de los distintos departamentos y cámaras a fin de lograr la temperatura y humedad del producto exigidas por los clientes, así como se reparan las instalaciones en pos de mejorar las condiciones de trabajo.Giraldo Franco Rodríguez, director de la entidad pinareña, acotó que trabajan en nuevos diseños para una mejor presentación del producto, mientras crece la productividad y la eficiencia en los indicadores económicos que miden la actividad, y prevén mejorías en la transportación, almacenamiento y manipulación de la materia prima.Todo ello, enfatizó, redundará en mayor calidad en el producto terminado que tiene como destino los mercados de frontera en divisa, naciones europeas y de otros continentes.La provincia de Pinar del Río aporta más del 50 por ciento de la materia prima a la industria nacional de habanos y, en particular, el territorio de San Juan y Martínez se distingue por la lozanía de las plantaciones y por el aroma sin igual que desprende el producto nacido de esas tierras, que parecen bendecidas para el cultivo, de ahí que ganara el calificativo de La Meca del Tabaco en Cuba.Allí se encuentra además la Estación Experimental del Tabaco, fundada en 1937, la cual tiene como objetivo primordial el mejoramiento genético de las diferentes variedades.Todas esas razones son suficientes para que los productores del territorio prosigan esforzándose en las vegas para que el tabaco vueltabajero continúe sin igual en el mundo.Fuente: TelePinar

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985