La María Eugenia Barrios y Adolfo Casas interpretaron la función final de Madame Butterfly por indisposición de actores

Esta noticia es de hace 12 años
La función final de la temporada del Teatro Lírico Nacional de Cuba provocó una gran sorpresa en el auditorio de la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana, cuando salieron a escena la soprano María Eugenia Barrios y el tenor Adolfo Casas quienes se vieron precisados a asumir los protagónicos, a última hora, por enfermedad de los jóvenes intérpretes a quienes se habían asignado los roles titulares. Constituyó una prueba de maestría en ambos artistas el hecho de que se trata de una puesta de estreno de Madama Butterfly, de Giacomo Puccini, bajo la dirección artística de Juan R. Amán, con total cambio de movimientos y toda una suma de intencionalidades y de sutilezas en el trabajo actoral. Tales premisas exigían un estudio de su cadena de acciones, lo cual pudo lograrse con las indicaciones del director, situado entre bambalinas y dando orientaciones precisas a María Eugenia, pues Casas –como director de la compañía- conocía las características de este nuevo montaje. Algo casi insólito es que el dúo del tercer acto entre Cio Cio San y Pinkerton resultó de perfecto acoplamiento, a pesar de que ambos cantantes no lo ensayaron y daba la impresión del resultado de arduas jornadas de ensayo, por el dominio de la técnica vocal y las excepcionales facultades de los cantantes, com ejemplo de profesionalidad y buen arte.

Esta noticia es de hace 12 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985