Se ratifica centro turístico cubano como destino de buceo

En busca de opciones turísticas de ambiente natural, tan en boga actualmente, llegaron en los últimos tiempos a esa ribera visitantes por carretera y en embarcaciones, hecho que motivó la construcción de una marina para brindar servicios a la nueva ruta navegable hasta la península más occidental de Cuba, en la provincia de Pinar del Río.


Este artículo es de hace 13 años
La ampliación de 100 nuevas capacidades de hospedaje por encima de las 54 existentes, dada la demanda, ratifica el potencial de la playa María la Gorda, Centro Internacional de Buceo. En busca de opciones turísticas de ambiente natural, tan en boga actualmente, llegaron en los últimos tiempos a esa ribera visitantes por carretera y en embarcaciones, hecho que motivó la construcción de una marina para brindar servicios a la nueva ruta navegable hasta la península más occidental de Cuba, en la provincia de Pinar del Río. Guanahacabibes, punta de tierra asomada a las proximidades del Golfo de México, es una de las seis Reservas de la Biosfera del país, prestigiada entre otras bondades naturales con María la Gorda, playa de fondos marinos de excepcional biodiversidad y belleza. Las nuevas capacidades ampliarán las posibilidades de estancia a un sitio ideal para la fotografía subacuática, el excursionismo y el espeleobuceo a través de numerosas cuevas, siempre acompañados por expertos guías, en un área de fauna y topografía sin par. Allí los fondos albergan uno de los mayores jardines de gorgonias de Cuba, donde confluyen abanicos de mar, plumas marinas y otras estructuras blandas ramificadas, en convivencia con una barrera rica en corales negros, de relevancia en toda la región del Caribe. Otro atractivo de carácter histórico-cultural para los huéspedes es el nombre de la playa, adjudicado según la memoria, a una joven venezolana abandonada en el siglo XIX a su suerte en estas costas refugio de toda clase de marinería durante épocas anteriores, quien ya adulta regentó una taberna. Los arrecifes, graciosamente llamados Tetas de María la Gorda, constituyen un balcón sui géneris desde el cual apreciar el paraíso paisajístico de la Península de Guanahacabibes, sede de una Oficina para su Desarrollo Integral, sobre la base de la sostenibilidad. Fuente: Radio Habana Cuba

Este artículo es de hace 13 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.