Pinar del Río será el rival de Santiago de Cuba en la final de la pelota cubana

Este artículo es de hace 12 años
En un play off de primera, que será recordado por mucho tiempo, por el final electrizante, de rompe corazones, en el cual los ánimos se caldearon hasta la máxima expresión, el conjunto de Pinar del Río haciendo derroche de coraje se impuso finalmente en 10 entradas a su similar de Sancti Spíritus, por la mínima de 7 x 6, en el séptimo juego de la semifinal occidental, de la pelota cubana, efectuado en el estadio José Antonio Huelga, ubicado en la zona central del país. Lo cierto es que el emotivo partido llegó a la conclusión del octavo capítulo con una ventaja vueltabajera de seis carreras por dos, llamando poderosamente la atención que cuatro de ellas fueron producto de cuadrangulares de Tomás Valido, en el segundo; Rafael Valdés, en el tercero; Norlis Concepción, en el quinto y Jorge Padrón, en el séptimo. Sin embargo los gallos espirituanos no creyeron en la notable diferencia e inspirados en el batazo de cuatro esquinas que conectó Frederich Cepeda en el séptimo, en el octavo volvieron a la carga cuando Yulieski Gourriel sacó la bola del parque con un corredor en circulación. En el noveno la escena quedó lista para que se formara el gran alboroto, cuando faltando un out para que se materialzara la victoria de los pativerdes, una piedrecita espirituana hizo contacto con la pelota, la cual parecía un fácil out de segunda a primera, pero esta se elevó y montó al camarero pinareño propiciando así la carrera del empate. A partir de ese momento el juego se interrumpió por más de quince minutos por las airadas protestas del cuerpo de dirección y jugadores ante un conteo que con anterioridad había realizado el árbitro principal José Pérez Julién. Llegada la aparente calma el juego se reanudó y en la parte alta del décimo un costoso error en tiro al incial del torpedero Yulieski Gourriel propició la séptima y decisiva carrera de los pinareños. La victoria de este choque correspondió al relevista Reinier Casanova, cuarto lanzador de los cinco utilizados por el mentor Jorge Fuentes, con punto por juego salvado para el zurdo Armando Martínez, en tanto que con el fracaso cargó Yasnier Sosa. De esta manera, lo único que resta es esperar 48 horas, para que el miércoles a las ocho de la noche comience en el estadio Guillermón Moncada la gran final de la pelota cubana, entre los equipos de Santiago de Cuba, actual campeón y Pinar del Río, como retador. No es difícil señalar que los abridores para este choque deben ser los olímpicos Norge Luis Vera por los montañeses y Pedro Luis Lazo por los vegueros de Vueltabajo. Fuente: Sierra Maestra 

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985