Calidad de vida en La Casa del Abuelo

Este artículo es de hace 12 años
“La Casa del Abuelo y el Círculo del Abuelo son dos instituciones que tienen que desempeñar un gran papel en este proceso de envejecimiento de nuestra población que, lógicamente, está también ligado a la necesidad de resolver el problema de la natalidad. Al respecto, existe un plan, que ya se esta discutiendo, con el objetivo de mejorar e incrementar las posibilidades de natalidad en el país”, significó el doctor José Ramón Balaguer, ministro cubano de Salud Pública durante un encuentro con la prensa nacional. Especificó que en cada área municipal de salud del país debe existir un Círculo del Abuelo, “como beneficio extraordinario para las personas adultas mayores y como posibilidad de prolongar aún más la vida con determinada calidad, por lo cual hay que consolidarlo y generalizarlo”. Al ahondar en el tema el también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba especificó que el ejercicio físico es vida, es la promoción de salud más plena que existe a cualquier edad, “pero resulta extraordinaria en el adulto mayor por encima de cualquier otro tratamiento, al generar una serie de beneficios relacionados con la circulación, la respiración, el movimiento de los músculos, la densidad ósea…Factores  de trascendencia incalculable en la tercera edad”.  Acerca del cuidado y protección a la salud del pueblo y, en especial al adulto mayor –los mayores de 60 años de edad representan hoy un 16,9% aproximadamente de la población del país--, que realiza desde el triunfo revolucionario el Gobierno y Estado cubanos, el Titular de Salud recordó la situación existente en la Isla hace un tiempo atrás con un brote de influenza por lo cual “se decidió no sólo vacunar a los ancianos de más de ochenta años de edad, sino también a todas aquellas personas de más de sesenta años. Protegerlos a todos contra esa enfermedad lo cual conlleva a una reducción de la mortalidad”. Señaló también que, igualmente ocurrió con la parotiditis, ya erradicada en el país…”La vacuna empleada no vacunaba para toda la vida y, a los diez años, surgieron nuevos brotes…Se decidió, entonces, llevar a cabo una campaña de revacunación una vez transcurridos los diez años para erradicarla. Y así ha sucedido”. El programa del Sistema de Salud de Cuba tiene muy presente la presencia del abuelo dentro del contexto familiar y social, de la persona de la llamada tercera edad o adulta mayor, quien jamás debe ni deberá ser subvalorada o menospreciada. Constituye la semilla de cada miembro de una familia; la génesis de sus reflejos y ansias, de su pensamiento, y de su ulterior actitud como ser social a partir del medio donde se desenvuelva. Pero mucho más que eso, es el abuelo abrigo y aliento para todos. Es el consejo favorable, positivo, sano, hecho persona para los hijos y nietos... O, como decimos los cubanos: ¡en las buenas y en las malas!, siempre va a estar presente el abuelo: ante una desavenencia o fracaso amoroso, un divorcio, la pérdida de un ser querido o amigo…Constituirá también un gran apoyo en las labores del hogar, durante el disfrute de las vacaciones, en el cuidado de los nietos, entre muchísimas otras actividades, pues es capaz de atesorar emociones y experiencias a lo largo de la vida que necesita transmitir y desarrollar para sentirse útil. La familia y las amistades más allegadas están obligadas a mostrarle siempre máxima comprensión y cariño. Es frecuente que los abuelos se lleven mejor con los nietos que con sus propios hijos, “al no existir –según especialistas--, una frontera de conflictos entre esas dos generaciones”. Por este motivo es muy importante facilitar y fortalecer la relación entre abuelos y nietos, y otorgarles además el tiempo más amplio posible, dado que son una fuente de convivencia amorosa e intelectual. En los Círculos de Abuelos miles de ellos realizan ejercicios físicos, según sus posibilidades y bajo control de expertos; además de excursiones a centros culturales y de recreación, entre otras actividades, donde se identifican con un ambiente favorable y solidario, y multiplican su comunicación con otras personas. A esto hay que incluir las posibilidades de empleo, seguridad y asistencia social que disfruta toda la población de la Isla. En suma, como dijera el doctor Balaguer: “Nadie nos puede igualar en cuanto a potencialidad en nuestro Sistema Nacional de Salud. Este es un Sistema único de salud pública en el mundo”. Fuente: Radio Rebelde

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985