Programa de protección de la tortuga marina, otro atractivo para quienes visitan Cuba

Este artículo es de hace 12 años
Mayo marca el inicio del arribo de tres especies de tortugas marinas que prefieren las playas de Cayo Largo del Sur para perpetuarse, singular atractivo para el turismo que visita la isla caribeña por esta época. Situado en el Mar Caribe Occidental y con una superficie de 37,5 kilómetros cuadrados, el islote es refugio de fauna, donde con la participación de los visitantes, se manejan y protegen estos animales que, además, se registran para mantener su control biológico. La caguama, la tortuga verde y el carey son los tres tipos de quelonios que anidan en la temporada mayo- septiembre, momento tras el cual los vacacionistas asisten a la liberación de más de ocho mil neonatos devueltos a su hábitat natural. En ese acto reproductivo, resulta curioso y atractivo a la vez el lagrimeo de la tortuga madre durante el desove, hecho que se produce para mantener húmedos los ojos del reptil y libres de arena, según explican los expertos. Estudios indican que estos ejemplares hacen hasta siete nidos contentivos de un centenar de huevos con dos meses de incubación; alcanzan una sobrevida de más de medio siglo, crecen hasta 1,2 metros y pesan entre 100 y 180 kilogramos. Cuba, suscriptor desde 1990 de la Convención Internacional para el Comercio de Especies Amenazadas de la Flora y la Fauna Silvestres , estimula la preservación de las tortugas marinas, especies amenazadas y en peligro de extinción a nivel global. Fuente: Granma Internacional

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985