Posada Carriles, honrado con banquete en Miami con la bendición del FBI

Este artículo es de hace 12 años
Un terrorista internacional, denunciado como tal por los propios servicios de Inmigración de Estados Unidos, "invitado de honor" de un banquete en pleno Miami, con convidados fichados por el FBI como terroristas y una mayoría de las personas presentes vinculada a organizaciones que apoyan públicamente el uso del terror: Tal es la alucinante escena que tuvo lugar este último viernes en el Big Five Club de la ciudad que la extrema derecha del continente considera su patria, sin que el FBI y los escuadrones antiterroristas del estado de la Florida intervengan. El Miami Herald, con su habitual complacencia ante la fauna mafiosa, reportó el sábado cómo un Posada "radiante" abrazó y dio la mano "a cientos de partidarios" a su llegada al Club, para luego contar que "se esperaba" a 500 personas en la sala de recepción con sus "manteles blancos y servilletas rojas y azules". Con el mismo tono insípido como si estuviera describiendo una boda, el complaciente reportero precisa que el terrorista más peligroso del continente "en un traje azul oscuro" iba de "una mesa a la otra" saludando a los participantes. El Big Five Club, al cual están vinculado un número de cubanoamericanos conocidos de Miami y que ocupa un amplio terreno en la esquina de la Calle 8 Sureste y de la 92 Avenida en el sector de West Miami-Dade, es el lugar habitual de celebraciones de varios grupos extremistas de esta ciudad norteamericana, donde se tolera abiertamente al terrorismo. Entre los connotados terroristas presentes se encontraba Ernesto Díaz, actual jefe de Alpha 66, una organización creada por la CIA en los siniestros años de la estación JM/WAVE y que tiene un larguísimo historial de ataques terroristas contra Cuba realizados bajo órdenes de la Agencia. "El banquete tuvo el nivel de una fiesta de regreso", escribió el cronista del Herald, trivializando esta reunión de delincuentes, con toda intención. Las sucesivas apariciones públicas de Posada en Miami, en la nariz de las autoridades judiciales que pretenden luchar contra el terrorismo, están meticulosamente organizadas bajo orientaciones del Cuban Liberty Council y de la Fundación Nacional Cubano Americana, dos organizaciones cuyos directivos siempre han estado vinculados con la inteligencia norteamericana y el clan Bush. Fuente: Radio Habana Cuba

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985