Cuba prepara el despeque para el comercio electrónico

Este artículo es de hace 12 años
El comercio electrónico en Cuba se está realizando de manera organizada, pero su desarrollo es incipiente todavía y descansa solo en medio centenar de tiendas virtuales de diferentes sectores, a pesar del creciente interés de la alta dirección del país por hacer que se multiplique con rapidez, confirmó a este semanario Jackeline Núñez Rodríguez, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional encargada de ese tema. Se puede decir que este tipo de comercio transita ahora por la fase preparatoria y “los avances serán significativos a la vuelta de tres o cuatro años”, opina la Secretaria Ejecutiva. Aunque desde hace unos tres lustros el mundo se insertó en el comercio en línea, para el empresariado cubano constituye un asunto nuevo del cual no se tienen conocimientos suficientes, sobre todo de los inobjetables beneficios que puede reportar a la eficiencia en la gestión empresarial. De las entidades que participan en esta modalidad en el país, sobresale por la amplitud de sus prestaciones la empresa CITMATEL, del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente, que además de la tienda www.bazar-virtual.com, brinda servicios de creación de sitios web y ofrece infraestructura y la correspondiente seguridad en la web, a las empresas interesadas, las cuales pueden alquilar un lugar en los servidores de esa entidad e insertarse en la comercialización por la vía electrónica. De esa manera comenzó a trabajar el pasado año el Ministerio de la Industria Ligera, con la venta de colchones y otros productos. También ha tenido un gran despegue en esta vertiente el Ministerio de Cultura mediante el sitio: soy cubano y la tienda discuba.com, especializada en la venta de discos de música cubana. El Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) está preparado para la venta de boletos de avión mediante el sitio www.cubana.com y el Ministerio de Turismo hace lo mismo para la reservación de hospedajes en instalaciones de las diferentes cadenas hoteleras a través de los sitios: cubanacan.cu; islazul.cu; havanatur.cu y grancaribe.com. Como se puede apreciar, casi todas las tiendas operan hacia el exterior del país, “que resulta más fácil, pues aprovechan las pasarelas de pagos internacionales ya creadas. Internamente tenemos que lograr una infraestructura que hoy no está terminada”, indicó Jackeline Núñez. PERSPECTIVAS El incremento del comercio electrónico es una perspectiva bien fundamentada a partir de la estrategia que incluye a todos los organismos de la administración central del Estado, que tiene una parte de desarrollo y otra organizativa, a partir de cronogramas de trabajo para cada proyecto. Según la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional, durante el 2008 se trabaja en el cumplimiento de todo lo comprendido en los lineamientos para el desarrollo del comercio electrónico en Cuba, expuestos en el Acuerdo número 5586, del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, que se refiere a la labor específica de cada organismo y también fija los plazos de terminación. Para que ese comercio funcione hay que crear la infraestructura, labor en la cual participan varios organismos. El Ministerio de Comercio Exterior, por ejemplo, debe definir procedimientos y leyes comerciales y el de la Informática y las Comunicaciones garantiza la infraestructura tecnológica y la conectividad de las empresas con proyectos en desarrollo. Por su parte, el Ministerio de Justicia tiene en proceso de terminación la Ley que rige todo el proceso de comercio electrónico, para el cual están elaboradas las indicaciones generales relativas a las auditorías y parte del marco legal. El Banco Central es el encargado de montar, mediante la banca, la infraestructura imprescindible para hacer las transacciones, así como la pasarela de pagos, asimismo el Ministerio de Transporte deberá organizar el traslado de toda la mercancía que se negocie por Internet. Otro avance del país se observa en los programas docentes que ya incluyen el estudio del comercio electrónico en las universidades, en los institutos politécnicos de informática y de contabilidad y de otros niveles de enseñanza. Subrayó Jackeline Núñez, que el Estado ha dado prioridad a los presupuestos para los proyectos previstos con estos objetivos y que fueron revisados y aprobados por la Comisión Nacional de comercio electrónico. Asimismo, reconoció lal subsistencia de aspectos que frenan el despegue de este tipo de comercio en Cuba, como la infraestructura de la pasarela de pagos y la denominada llave pública, que incluye la parte de seguridad, que no están terminadas. Reflexionó sobre la necesidad de acelerar los procedimientos de aprobación del marco leal, y de ampliar los conocimientos de los directivos acerca del tema para que puedan conferirle la debida prioridad. “Una empresa que se respete -dijo- precisa de un sitio web que promocione su negocio por Internet, donde se pueden hacer hasta diez veces más acciones que por la forma tradicional. Hoy las empresas más desarrolladas en tiendas virtuales son las relacionadas con la informática”, puntualizó. VÍAS ACCESIBLES Según definiciones conceptuales divulgadas en Internet, “el comercio electrónico es el intercambio de bienes y servicios por medios electrónicos, con pago posible también por dicho medio”. Las empresas que en Cuba aspiran a insertarse en el comercio electrónico deben organizarse internamente, explicó la ejecutiva de la Comisión Nacional. Deben crear su infraestructura, implementar los sistemas automatizados en línea, lo cual requiere de la actualización del inventario, un proceso que en general ocupa alrededor de dos años de trabajo. “Existen varias empresas del país que se encuentran en esa fase”, anunció. De esa forma continúa el desarrollo por ello el Ministerio de la Industria Sideromecánica ya tiene creadas siete tiendas virtuales, aunque todavía no están vendiendo, al igual que otras seis del Ministerio de Comercio Exterior. En el ámbito comercial dentro del país, destacó a CIMEX, con una amplia red para las operaciones propias de esa Corporación, que además tiene a la empresa TECÚN, especializada en electrónica, cuya tienda virtual puede servir de modelo. “Ya nadie va a la sede de TECÚN a hacer una prefactura, ya se hacen por la vía de Internet”, precisó la Secretaria ejecutiva. Se sabe que este tipo de comercio tiene inconvenientes, algunos potencialmente peligrosos y todavía por solucionar como la carencia de seguridad en los procesos de compraventa, explica una página web, cuyo contenido también destaca que las ventajas del comercio electrónico son evidentes. Entre esos beneficios significó las posibilidades que por esa vía tiene el comprador, quien puede ver con rapidez las ofertas sin visitar tienda por tienda en busca del producto deseado, y además, optimiza el tiempo de atención a clientes. Por su parte, el vendedor también se beneficia, al ofertar sus productos sin mostrarlos físicamente al comprador, asimismo, el comercio electrónico disminuye el ciclo de producción y crea mercados más competitivos. Un artículo sobre el tema publicado en la red de redes concluye con esta reflexión: “En el mercado de nuestros días, hay economía y punto, y punto com también”. Los empresarios cubanos podrían agregar que igualmente hay punto cu, en el comercio electrónico. Fuente: Opciones

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985