Los acusados de fraude en Medicare huyen con mucho dinero

Este artículo es de hace 12 años
Los hermanos cubano-estadounidenses perseguidos por la justicia de Estados Unidos por el alegado lavado de más de 110 millones de dólares fruto de un fraude contra el Medicare, al ser descubiertos huyeron con grandes sumas de dinero que tenían guardadas en sus cajas fuertes. La Procuraduría General de la República llamó a los que hicieron negocios con los hermanos Benítez a pasar por la Unidad Antilavado de Activos de ese organismo, para que aclaren su situación. El procurador adjunto Germán Miranda Villalona, coordinador de la Unidad Antilavado de Activos y encargado de los operativos de búsqueda de los hermanos Benítez, dijo que en las incautaciones se han encontrado cajas fuertes vacías, lo que hace suponer que “planificaron la huída y recogieron el dinero”. Una publicación de El Nuevo Herald, en su edición digital, indica que el sur de la Florida se ha convertido en meca del fraude al Medicare, y que los emigrantes cubanos son la gran mayoría de los encausados por ese delito. La publicación señala que los perseguidos por ese delito huyeron a México, República Dominicana, Colombia, Canadá y Europa, mientras que otros permanecen en la Florida. Indica, además, que entre esos están los hermanos Benítez, acusados de estafar al Medicare con facturas fraudulentas de tratamiento por infusión contra el VIH en sus decenas de clínicas en Miami-Dade. De acuerdo al reportaje, el Medicare pagó a las compañías de los hermanos Benítez alrededor de 84 millones de dólares entre el 2001 y el 2004, según los fiscales federales. Precisa que los hermanos invirtieron sus ganancias mal habidas en casas, helicópteros, hoteles, apartamentos, embarcaciones y un parque acuático en el área turística de Bávaro. Precisa, además, que después de haber sido encausados bajo cargos federales de fraude en Miami a finales de mayo, los hermanos Carlos, José y Luis Benítez utilizaron sus pasaportes cubanos para viajar desde el sur de la Florida hasta República Dominicana y después a Cuba. En el país la Unidad Antilavado de Activos de la Procuraduría General de la República tiene una lista de 38 propiedades inmobiliarias adquiridas por los hermanos Benítez y sus relacionados. Los nombres de los relacionados de los hermanos Benítez comenzaron a ser citados por las autoridades dominicanas, quienes aseguran que el dominicano Félix Berroa Rivera recibía dinero enviado desde Estados Unidos por los hermanos Benítez. De acuerdo al expediente, las propiedades figuran a nombre de los Benítez y las compañías HB, Vista Bávaro, está representada por la esposa de Carlos Benítez, Divanna Sánchez Rijo, e Inversiones del Caribe, S.A. De acuerdo al expediente,  se ha podido establecer que dentro de las compañías que constituyeron los hermanos Benítez y sus relacionados figuran ésas con el objeto de ser utilizadas como vehículos para adquirir numerosos bienes muebles e inmuebles, con el dinero ilícito obtenido en desmedro del gobierno de los Estados Unidos. A Carlos Manuel Benítez se le atribuye haber adquirido más de 50 parcelas y grandes porciones de terrenos con certificados de títulos en la provincia La Altagracia, principalmente en Bávaro. Fuente: El Nacional 

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985