No es Broadway, sino la tradición cubana

Este artículo es de hace 12 años
Viva Cuba —el espectáculo— goza de tan buena salud como la película homónima. Mientras el filme de Juan Carlos Cremata conquista auditorios en los cuatro puntos cardinales cada vez que representa en un festival o una semana de cine, la producción danzaria y musical concebida por Yolena Alonso con el apoyo de su padre, Pachito Alonso, ya va por tres años echándose en el bolsillo a públicos de Alemania a China. Este verano le ha tocado a España, con especial relieve para su presencia en la Expo Internacional 2008 de Zaragoza. Los aragoneses se rindieron en el Anfiteatro 43 ante una propuesta calificada entre los cinco mejores espectáculos del megaevento mundial hasta mediados de agosto, junto a La odisea de los saltimbanquis, del grupo Malabar, integrado por artistas europeos de diversas disciplinas escénicas; el famoso Cirque du Soleil, producción canadiense con mayoría de artistas asiáticos y ex soviéticos; los Derviches de Damasco; y la atrevida adaptación teatral de la película buñueliana El ángel exterminador, por Joan Olé. Aunque algunos quisieron ver en la ofrenda un calco de la comedia musical a lo Broadway, para la inmensa mayoría se hizo evidente cómo entre sones, rumbas, mambos, boleros, congas y sonidos timberos, la apuesta de los Alonso se sustenta en la tradición cubana del espectáculo escénico, que tuvo hitos en Tropicana, el Conjunto Folclórico Nacional y la etapa fundacional de la danza moderna, y la fuerza y autenticidad de la cultura popular. La prensa local fue pródiga en elogios hacia los jóvenes bailarines de la compañía Yoldance, los músicos de la orquesta Pachito Alonso y los Kini Kini, y la banda sonora de Edesio Christian Alejandro. En el balance resaltan la organicidad del espectáculo y el despliegue de un diseño en el que las luces, la escenografía y el vestuario reafirman los perfiles identitarios de la Isla antillana. Antes de Zaragoza, Viva Cuba estuvo por Pamplona. El periódico Diario de Navarra tituló su reseña: "Todo el ritmo de Cuba" y recordó el linaje de los Alonso en la cultura musical del país caribeño, con Pacho —"leyenda del bolero, impulsor del ritmo pilón"— en los comienzos. En la publicación digital Voz Alta, quedó registrado un comentario elocuente: "Lindísima presentación; es verdad que los cubanos revuelven al mundo con su salsa". Fuente: Granma

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985