Sólo se reportan cinco muertes tras el paso del huracán Ike que arrasó a toda Cuba

Este artículo es de hace 12 años
Un hombre falleció hoy al derrumbarse un edificio del Malecón de La Habana, al parecer tras regresar a su domicilio después de haber sido evacuado por el riesgo que presentaba la edificación, informaron a Efe fuentes de la Defensa Civil y vecinos. Sólo en el barrio de Centro Habana se registraron hoy quince derrumbes de inmuebles. Las otras víctimas mortales son dos hombres en la provincia central de Villa Clara, electrocutados al bajar la antena de televisión del techo; uno en la ciudad de Camagüey, al caerle encima una pared de su vivienda, y una anciana de la provincia nororiental de Holguín, que falleció por la caída de un muro. Las autoridades cubanas han informado hasta ahora de 20 heridos, todos en la provincia oriental de Las Tunas, y antes habían sido confirmados 19 lesionados por "Gustav". Fidel Castro pidió a los cubanos, en una carta enviada a un programa de la televisión, que no se desanimen por los destrozos del "Ike", y "luchar y vencer" para reponerse del golpe. "Preparados siempre para luchar y vencer, sin desanimarnos jamás con las adversidades de hoy o de mañana", escribió el ex mandatario de 82 años. "Ike" llegó a Cuba el pasado domingo por la provincia oriental de Holguín, con categoría tres en la escala Saffir-Simpson de cinco, y salió el martes al Golfo de México por Pinar del Río, en el oeste, degradado a categoría uno, aunque hoy se fortaleció hasta el nivel dos camino de Estados Unidos. Más de 2,6 millones de cubanos y miles de turistas extranjeros fueron evacuados desde el sábado hacia sitios seguros, informaron fuentes oficiales. Los huracanes "Ike" y "Gustav" han dañado total o parcialmente más de 340.000 viviendas en Cuba en las últimas dos semanas. Según el director del Instituto Nacional de la Vivienda, Víctor Ramírez, "Ike", cuyo centro abandonó Cuba el martes, pero siguió afectando hoy al oeste de la isla, causó destrozos en más de 200.000 inmuebles en los últimos días, de ellos 30.000 destruidos totalmente. Según medios oficiales, Ramírez no descartó que la cifra crezca, debido a las torrenciales lluvias que golpearon el miércoles al oeste del país, incluida La Habana. "Gustav" destruyó total o parcialmente 140.000 casas el sábado 30 de agosto en Pinar del Río, y desde el domingo llegan informes de destrozos similares en el centro y oriente de Cuba por el paso del "Ike". En un país que ya tenía una economía muy precaria antes de que lo arrasaran dos huracanes, cientos de miles de familias se han quedado sin casa o tienen sus viviendas seriamente dañadas. Es un desafío colosal para el Gobierno que preside desde febrero pasado el general Raúl Castro, atrasado en su meta de construir 50.000 casas al año y con un déficit de un millón de viviendas. Se acumulan además los informes sobre cosechas destruidas o en peligro, pueblos que siguen inundados, redes eléctricas y telefónicas por el suelo, industrias paralizadas, y escuelas, centros de salud y otros edificios derribados en todo el país. El primer vicepresidente cubano, José Ramón Machado, habló de la destrucción de numerosos puentes y carreteras, y pidió a la población comprensión y paciencia porque la recuperación no será asunto de unos pocos días. "La economía nuestra está sufriendo un golpe muy duro", dijo Machado en declaraciones difundidas por medios oficiales. Fuente:  La opinion.es

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985