Cuba refuerza la producción de hemoderivados

Este artículo es de hace 11 años
Cuba aumentará en más de 14 000 bulbos la producción de Inmunoglobulina Intravenosa (Intacglobín) y de la Albúmina Humana Normal, que costarían adquirirlos en el exterior más de 1,5 millones de dólares, gracias a la remodelación de las áreas productivas destinadas a este fin. En el acto de reinauguración del Laboratorio de Control Biológico o Vivario de la Empresa de Sueros y Hemoderivados, Yadira García Vera, miembro del Buró Político y ministra de la Industria Básica, calificó la inversión como un paso decisivo en la automatización industrial. El avance de la informatización a la automatización industrial es un reto que hoy enfrenta nuestro ministerio, aseguró García Vera, y agregó que esta fue una de las ideas importantes que comenzó a materializar el Che cuando fue titular de Industria, en los inicios de la Revolución. En la reinaugurada planta de hemoderivados se pusieron en marcha nuevas áreas y equipos que mejoran las condiciones productivas del centro, único en Cuba y uno de los pocos de América Latina. El Vivario rehabilitado, ubicado en el kilómetro 19 y medio de Arroyo Arenas, en el municipio de La Lisa, al oeste de Ciudad de La Habana, fue construido como parte de la Planta de Hemoderivados en 1988 y cerrado en 2006 por su deterioro y el incumplimiento de requisitos en las prácticas de laboratorio. «Hoy ponemos a disposición de la Revolución y de nuestro sistema de salud nuevas áreas y condiciones de trabajo, y más precisión en todo el proceso productivo en este centro tan estratégico», comentó Yadira ante más de 700 trabajadores. El doctor Daniel Pupo Rodríguez, director de la empresa a la cual pertenece el Vivario, rescatado en 52 días, argumentó que Cuba se encuentra hoy a la altura de los países del llamado Primer Mundo en la producción de hemoderivados. Explicó que ese laboratorio está destinado a realizar pruebas con animales, requisito indispensable para garantizar la aprobación de los hemoderivados. Como parte de las inversiones se pusieron en marcha la Autoclave Pasteurizadora de Albúmina, primera etapa del área de fraccionamiento, que facilita la precisión de mediciones y trazabilidad del proceso; y un equipo que garantiza agua fría para la Planta productiva y el propio Vivario, así como un dispositivo de aire comprimido, todo por un valor superior al medio millón de dólares, informó el Director. Fuente: Juventud Rebelde

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.