Cuba rescata orquideario de Soroa asolado por huracanes

Este artículo es de hace 12 años
Luego de sufrir severos daños por los efectos de los recientes huracanes Gustav e Ike, el emblemático vergel reabrió nuevamente sus puertas al público gracias a una cuidadosa restauración de sus jardines y pabellones. En la actualidad se exhiben allí más de 400 especies de orquídeas, principal atractivo de ese paraje del extremo occidental cubano. A pesar de la magnitud del desastre sólo perecieron 15 variedades (la mayoría de ellas oriundas de la nación antillana) reveló a Prensa Latina Ernesto Mujica, investigador del centro científico. Comentó que muchas de las plantas desaparecidas serán sustituidas por ejemplares similares recolectados en las provincias del centro y oriente del país. El empleo de las técnicas de la biotecnología vegetal contribuirá también a rescatar la floresta de ese sitio, situado en medio de la Sierra del Rosario. Los senderos en forma de laberinto descubren la vigorosidad de la vegetación que se recobra paulatinamente del impacto de los devastadores meteoros. Ese escenario natural abriga a la mayor colección de orquídeas cubanas y a valiosos representantes de la flora nacional y foránea. Entre sus reliquias sobresalen endémicos locales de lugares tan apartados como la península de Guanahacabibes (en el límite oeste de la Isla) y la jurásica Palma corcho, declarada Monumento Nacional. El famoso orquideario (a 76 kilómetros de La Habana) fue erigido seis décadas atrás por el abogado español Tomás Felipe Camacho, quien buscó flores por diversas regiones del mundo para adornar las cimas de Soroa. Fuente: CubaSi

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985