El cierre de la base naval de Guantánamo será una de las primeras medidas de Obama

Este artículo es de hace 12 años
Esfuerzos liderados por grupos de derechos humanos y con anuncios a toda página en el «New York Times» a favor de que una de las primeras decisiones del nuevo ocupante del Despacho Oval sea acabar con ese limbo judicial para poder restaurar «el liderazgo moral de América en el mundo». En esa línea se han expresado estos días varios de los asesores de Obama. En la actualidad, la improvisada prisión en la base que el Pentágono tiene en territorio cubano alberga un total de 255 presos. El equipo de Obama estaría repasando opciones viables para liberar a una parte de esos cautivos y procesar a los restantes en tribunales federales de Estados Unidos. Con todo, responsables de la transición de Obama han desmentido la opción de crear una corte civil especial para estos enjuiciamientos. Se da la circunstancia de que la Administración Bush ha querido poner en libertad a un buen número de esos presos pero no ha contado con la colaboración de sus países de origen. Por eso, organizaciones como Amnistía Internacional están haciendo un llamamiento a gobiernos europeos para que ofrezcan asilo para los internados que se enfrentan a represalias de ser deportados. Fuente: Cubaheadlines

Este artículo es de hace 12 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985