Cuba: Guayabita de Pinar, exclusividad de una bebida centenaria

Tan típica como el tabaco, la Guayabita del Pinar distingue al extremo occidental cubano con sus aires de exclusividad y prestigio centenario.


Este artículo es de hace 12 años
Tan típica como el tabaco, la Guayabita del Pinar distingue al extremo occidental cubano con sus aires de exclusividad y prestigio centenario. Una frutilla, abundante en las colinas y arroyos de la zona, da vida a la peculiar bebida, que se abrazó al incipiente cultivo tabacalero en los umbrales del siglo XVI. Los inicios de la historia se pierden entre las vegas de la entonces Vuelta Abajo, donde los labriegos acostumbraban a beber algún licor espiritoso para entrar al surco en las mañanas de invierno. Cuentan historiadores que era una tradicional manera de "entrar en calor" cuando la recolección de la hoja mojaba las ropas y la frialdad salpicaba las manos y el cuerpo. En los alrededores, a la sombra de los pinares, crece silvestre la especie psidium salutare,(bautizada como guayabita por su diminuta talla) endémica de esta región. Como un hecho casi fortuito, la pequeña fruta se fundió con el alcohol y el azúcar, para regalarnos el apetecido preparado, añejado en enormes toneles de cedro. La llegada a la Isla de Lucio Garay, proveniente de las tierras de Vizcaya, propició la fundación en 1892 de un establecimiento para la producción artesanal del licor, reservado por las familias para los visitantes ilustres. La añosa fábrica, actualmente en reparación, elabora dos variedades de la insigne bebida: seca y dulce, con destino al mercado nacional y foráneo. Centenares de personas visitan cada día una de las manufacturas licoreras más pequeñas del mundo para reverenciar el tradicional rito con el sabor de la campiña. Incrementar las poblaciones de la peculiar especie es afán de científicos locales que apelan a las técnicas de la biotecnología vegetal con el fin de propagar su cultivo. Mientras, en los guateques campesinos evocan la fama de la guayabita como trago emblemático de esta demarcación, entre sorbos de café y la inseparable compañía de los puros cubanos. Fuente: Prensa Latina

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba