Raúl Castro: 'Uno de nuestros problemas es la falta de exigencia sistemática'

Este artículo es de hace 11 años
El presidente de Cuba, Raúl Castro, anunció hoy para 2009 medidas de austeridad y disciplina que comprenderán una "paulatina" disminución de "gratuidades indebidas" y "subsidios excesivos", ante un "desfavorable" panorama económico mundial y doméstico por el que también clamó por producir más. En la clausura de la segunda y última sesión anual de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), Castro pidió asimismo "tiempo" para continuar con los cambios esperados, además de un "aplazamiento" para la reestructuración de su gobierno prometida al asumir la presidencia en febrero, ya que, dijo, la "prioridad en otros asuntos" impidió a su ejecutivo presentar la "nueva composición" ministerial. 'Nos falta autoexigencia' Castro, solicitó al Parlamento más tiempo para hacer la reforma de la Administración Central del Estado, pero anunció para el próximo año la creación de una Contraloría encargada de supervisar la actividad de las instituciones estatales. "La prioridad de otros asuntos nos impidió la conclusión de los estudios y presentar a esta Asamblea la nueva composición del Gobierno. Por tanto, solicitamos a ustedes aplazar esta decisión", dijo Castro en su discurso de clausura de la segunda y última sesión del Parlamento en 2008. En su discurso de asunción presidencial ante el Parlamento en febrero pasado, Castro anunció una reducción de los organismos del Estado para "hacer más eficiente la gestión" del Gobierno y buscar "una estructura más compacta y funcional" para los requerimientos de la isla. Durante su intervención ante los legisladores, el presidente destacó que la decisión de aplazar esas reformas "no implica que puntualmente", en el transcurso de 2009, no se puedan realizar cambios de gabinete como los que ya ha venido haciendo en los últimos meses. El mandatario anunció que "se encuentran en una etapa muy avanzada los estudios para la creación de la Contraloría General de la República, con un órgano jerárquicamente superior a los organismos de la Administración Central del Estado que estaría subordinado directamente al Consejo de Estado". Controlará al Ejecutivo Según precisó, ese organismo deberá asumir las funciones del actual ministerio de Auditoría y Control y "se prevé otorgarle más facultades que las que suele tener en determinados países limitadas fundamentalmente al control de los fondos públicos". "He llegado a la conclusión de que uno de nuestros problemas principales es la falta de exigencia sistemática en todos los niveles", subrayó Castro, quien también se refirió a la falta de "regulaciones" y de respeto a las normas en las instituciones. La Controlaría, cuya propuesta será presentada en el próximo período de sesiones del Parlamento en 2009, deberá contribuir "de manera decisiva a fortalecer la exigencia en el cumplimiento estricto del deber por todas las estructuras de dirección sin suplantar en sus responsabilidades a los ministros". "Incluso en los casos en que detecte la ausencia de normas o regulaciones promoverá que sean elaboradas y presentadas ante la instancia correspondiente", agregó. Castro subrayó que la Controlaría no va a eliminar por sí sola los problemas de la isla, pero contribuirá a "la batalla" contra los vicios "enraizados" que libra el Gobierno con el apoyo de la Fiscalía y otras instituciones no estatales. Aseguró que a ese nuevo organismo se le dará "el máximo apoyo" en ese empeño, "paso a paso, y sin extremismos, pero de forma cada vez mas rigurosa y enérgica". Fuente: El Mundo.es

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.