Ancianidad: orgullo de la patria, motivo de culto y veneración

Este artículo es de hace 11 años
Cuando observo transitar por nuestras calles tantos cubanos con más de 60 años, acuden a mi mente las palabras de nuestro Apóstol cuando reflexionó “....orgullo de la patria, y motivo de culto y veneración: tanto es, y aun esto es poco, la canosa ancianidad”. Durante estos 50 años, la Revolución ha tenido en cuenta este pensamiento martiano y mucho ha hecho por la supervivencia y salud de sus habitantes. Prueba es que Cuba cuenta en estos primeros años del nuevo milenio con más de un millón 800 mil personas de la tercera edad. Y si importante ha sido dar más años a la vida, el énfasis también ha estado en dar más vida a los años, y mejorar la calidad de vida, la autonomía, la salud. Recordemos que nuestra expectativa de vida es actualmente de unos 78 años, 80 para las mujeres; de 20 años más para los que arribaron a las seis décadas, y de unos siete u ocho para los octogenarios. Estas cifras dicen mucho, en especial si se compara con lo que sucede en otros países subdesarrollados, en los que las afecciones infecciosas -el sida entre ellas-, amenaza con disminuir la población. Reto para toda la sociedad Para lograr una vejez satisfactoria se promueve la cultura del envejecimiento, para que los ciudadanos vivan ese cuarto de vida que continúa después de los sesenta con un grado importante de validismo, funcionabilidad y autonomía. Los científicos explican que en el envejecimiento de una persona influye de modo determinante su estilo de vida, y por ello incitan al ejercicio físico, al control de los hábitos tóxicos como el fumar y el alcoholismo. Aunque cerca de un 9% de la población anciana en Cuba hoy vive sola, diversos organismos desarrollan un programa de atención que comprende el lavado de la ropa, limpieza de la casa y ayuda en la alimentación, vinculándolos a comedores obreros y sociales de la comunidad. El Estado cubano brinda también a las personas de la tercera edad cuando viven solas o tienen limitaciones de validismo, el Asistente Social a domicilio para su atención. Y  se prioriza su alimentación, especialmente de aquellos que presentan estado de necesidad, garantizándoles suplementos alimenticios, subsidios para el pago de alimentos o alternativas de protección en establecimientos gastronómicos. Experiencia muy positiva Todo comenzó por la década de los ochenta del pasado siglo: los círculos de abuelos agruparon a hombres y mujeres de más de 60 años que acudían diariamente a diversas áreas en sus barrios –parques, plazas, anchas avenidas– para realizar ejercicios físicos y se demostró una sensible disminución del uso de medicamentos, un alza de los deseos de vivir y un mayor disfrute de alegría y felicidad. En los tiempos más difíciles del período especial, estos círculos disminuyeron, pero ya actualmente han resurgido y realizan excursiones, espectáculos artísticos y culturales, y cumpleaños colectivos. Una nueva esperanza El Club de los 120 Años fue creado el 25 de septiembre del 2003, y cada día gana más adeptos en países de diversos continentes. Esta idea no es una utopía, pues con todos los avances de la ciencia y la técnica, sobre todo durante el último medio siglo, el hombre puede fácilmente llegar y sobrepasar esa cifra de años. Su presidente y fundador, Profesor Eugenio Selman-H. Abdo, explicó que esto se puede lograr sin hacer algo extraordinario, de manera normal, pero es muy importante el proponerse dicha meta. Son seis los elementos fundamentales que se han de tomar en consideración: la motivación, la alimentación, la salud, el movimiento, la cultura y el medio ambiente. Los hombres y mujeres de la tercera edad en Cuba, a 50 años del triunfo, tararean una canción popular: joven ha de ser/ quien lo quiera ser…. Y lo van logrando con una sonrisa de experiencia. Fuente: Trabajadores

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985