Reabren y extienden tratamiento hiperbárico a varias provincias

Este artículo es de hace 11 años
Una nueva cámara para la oxigenación hiperbárica, con amplias posibilidades para diferentes tratamientos, entró en funcionamiento en el Hospital Clínico-Quirúrgico-Docente “Camilo Cienfuegos”, de Sancti Spíritus, institución que extiende ahora el servicio especializado a varias provincias y se convierte además en un centro de atención médica a las actividades subacuáticas. Este tratamiento de un variado espectro, tiene como principio el aumento de oxígeno en la sangre y su transmisión a todas la células del organismo, lo que contribuye, además, a la proliferación de tejidos y vasos sanguíneos, por lo que resulta de gran ayuda en casos de infartos cerebrales, retardo en la cicatrización de heridas y fracturas de hueso, y en injertos y úlceras, entre otras afecciones. Su aplicación es decisiva para salvar vidas en casos de accidentes de buceo con aire comprimido, envenenamiento con monóxido de carbono, hipoxias; también resulta de gran ayuda en la insuficiencia arterial crónica, en los casos de esclerosis, quemaduras, y otros que requieren de oxigenación concentrada. El equipo, estrenado recientemente, posee cuatro plazas y tiene posibilidades técnicas de extenderlas a ocho, con mayores prestaciones en cuanto a presión, y facilidades para la atención a pacientes graves y politraumatizados, ya que permite la presencia de personal médico en su interior en caso necesario. El servicio reabierto incorpora la atención al personal de buceo en cuanto a chequeos médicos, además de en casos de accidentes, toda vez que puede lograr una presión similar a los 50 metros de profundidad, varias veces superior a la que se obtenía en la cámara monoplaza que se utilizaba. Desde la creación de este servicio en Sancti Spíritus, hasta su interrupción a mediados del 2006, se habían tratado en la provincia más de 5 mil pacientes en unas 20 mil sesiones, cada una con un costo entre los 400 y los 600 dólares en otros países. Actualmente, el hospital espirituano debe atender además a los territorios de Villa Clara, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Camagüey. El último de los dos equipos que prestaba servicios en la provincia, que sólo permitía tratamiento individual, dejó de funcionar al expirar el tiempo de garantía del fabricante para su empleo. Esta situación afectó de forma similar a varios territorios, con una sensible disminución en el país de las capacidades para tratamientos, en comparación con el 2006, cuando Cuba estaba en la avanzada mundial por la cantidad de plazas disponibles en relación con el número de habitantes.   Fuente: Trabajadores

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985