Una gardenia para Isolina Carrillo

Este artículo es de hace 11 años
Debido a la investigadora Carmela de León, el volumen resulta una suerte de biografía de la compositora, directora orquestal y pianista acompañante Isolina Carrillo (La Habana, 1907-1996). Un ameno periplo por la vida y la obra de la universalmente conocida autora del clásico bolero Dos gardenias es este volumen que incluye las letras y partituras de todas sus canciones y boleros, así como los reconocimientos merecidos en su patria y otros países latinoamericanos. Carmela de León apunta que el emblemático bolero ha sido cantado por más de 40 intérpretes. Estrenada en 1945 por Guillermo Arronte (quien más tarde fuera su esposo), entre los extranjeros cuentan las mexicanas Avelina Landín y Toña la Negra, los puertorriqueños Daniel Santos y Bobby Capó, los argentinos Libertad Lamarque y Leo Marini y los españoles Dyango y Luc Barreto. De los cubanos son recordables, entre otros, Antonio Machín (quien la popularizara en España), Fernando Albuerne, Fernando Álvarez (para Isolina su mejor intérprete), Roberto Sánchez, Elena Burke, Omara Portuondo, Gina León y Mundito González. Por otra parte, sus boleros han sido escuchados en diversos filmes cubanos (Un hombre de éxito y ¿Por quién canta La Habana?), mexicanos (Tiempo de morir, El verano feliz de la señora Forbes, Rumba caliente, Música, mujeres y amor, La segunda mujer …). A lo largo de su vida, la compositora fundó varios conjuntos, entre ellos Trovadoras del Cayo que para entrenarlas, aprendió a tocar la trompeta, el güiro, el bongó, las claves, las maracas y el contrabajo. Y a finales de los ’40, creó el trío de voces femeninas Trío en Sepia. En 1948, al preguntarle por Dos gardenias, un cronista de la revista Bohemia, la compositora le confesaría que "no me gustó cuando la di por terminada. Se me ocurrió y la compuse en un estudio de la RHC Cadena Azul. Osvaldo Farrés la escuchó y me auguró un ‘hit’, pero yo no se lo creí." La popularidad del bolero, revitalizado desde los’90 en Hispanoamérica y, sobre todo, en Cuba, condujo a fundar en 1994, el Centro Cultural Dos Gardenias. Constante fue la presencia de la compositora en este agradable ámbito de música, poesía y esparcimiento que sólo su desaparición física tronchó el 21 de febrero de 1996. Sin embargo, su recuerdo se mantiene cada noche en el Salón Bolero de este espacio nocturno. Fuente: CNCTV

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985