Asesinado en La Habana el sacerdote Eduardo de la Fuente, párroco durante años del Espíritu Santo de Aranjuez

Esta noticia es de hace 11 años
El Ministerio de Asuntos Exteriores no ha querido informar en exceso sobre el suceso, alegando el secreto de sumario. De momento, trabajan en la repatriación del cadáver de un sacerdote que estuvo muy vinculado a la formación de los niños y sobre todo a la ayuda a los más desfavorecidos. El padre Eduardo, como era conocido en Aranjuez, tenía 61 años y era natural del Guadalix de la Sierra. Llevaba en Cuba desde mayo del 2006 como misionero en comisión de servicios para la archidiócesis de La Habana, primero en la parroquia de Alamar, y actualmente en la de Santa Clara, donde ejercía como sacerdote. Muchos han sido los ribereños que han mostrado su consternación por la muerte de Eduardo. Uno de ellos ha sido Paco Sierra, el secretario de la parroquia del Espíritu Santo, donde el padre Eduardo desempeñó su labor en dos etapas. La segunda comenzó en 1986 y fue la más larga. Estuvo durante diez años en Aranjuez, para después pedir el traslado a Nuestra Señora del Sagrario de Carabanchel Alto. Sierra destaca que todos los años aprovechaba sus vacaciones para irse a las misiones en Cuba. "Todos sabíamos que su finalidad era irse allí, porque le gustaba esa labor. Mientras vivía su madre le frenaba en esa idea", comenta Sierra, destacando que Eduardo era un hombre “integro y capaz” que "ha dado su vida por lo que creía". En Aranjuez fue además profesor de religión en el IES Domenico Scarlatti y en Loyola, y fue el fundador de la residencia que la parroquia del Espíritu Santo tenía en Pulpí (Almería), donde cada año llevaba de campamento a los niños más desfavorecidos de Aranjuez. "En Carabanchel también fundó una casa de acogida para inmigrantes", relata Paco Sierra, que habló con él el pasado 6 de enero para felicitarle el año y su cumpleaños por adelantado, ya que cumplía 61 años el pasado día 24. "Era un hombre muy social, tenía mucho trato con los niños, los ancianos, con los indigentes y con los matrimonios", cuenta el secretario de la parroquia, en la que la noticia ha caído como una losa, y en la que se baraja el robo como el posible móvil del asesinato del sacerdote. HOMENAJE El padre Juan Manuel, párroco ahora del Espíritu Santo, está preparando un homenaje al padre Eduardo, en el que participarán también las demás parroquias de la ciudad pertenecientes a la Diócesis de Getafe. De momento no hay fecha ni acto alguno programado, porque están esperando a que todo se aclare y pasen estos momentos tan duros. El secretario de la parroquia, Paco Sierra, ha informado de que, cuando sea repatriado el cadáver, se va a fletar un autobús a Guadalix de la Sierra para que puedan acudir al funeral cuantos ribereños quieran. Fuente: El Buzon.es

Esta noticia es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985