Leo en la cumbre

Este artículo es de hace 11 años
Leo Brouwer tiene la edad de su espíritu. Si bien el calendario, con su implacable ritmo, le recordará mañana domingo la llegada de su cumpleaños número 70 —nació en La Habana el primer día de marzo de 1939—, la magnitud de su ímpetu y la sostenida altura de su creación lo sitúan en una dimensión temporal en la que nunca se envejece. Hace ya demasiados años que su jerarquía sobrepasó límites insospechados. Hijo de este pequeño archipiélago del Caribe, leal a su pueblo y al tipo de sociedad que los suyos sueñan y construyen, Juan Leovigildo Brouwer Mezquida se ha vuelto uno de los pocos nombres realmente imprescindibles en la historia musical del último medio siglo. Como compositor, si tan solo hubiera escrito para la guitarra ese impresionante repertorio surgido de su talento, tendría que ser considerado como lo que todos reconocen: el autor que liberó definitivamente el instrumento de las convenciones heredadas. Sus Estudios sencillos son pasajes de obligatorio itinerario a todo el que quiera crecer como guitarrista a lo largo y ancho de este mundo. Y entre los mejores conciertos concebidos para la guitarra clasifican los suyos (Elegíaco, Lieja, Toronto, Helsinki, Itálico, Gismontiana, From Yesterday to Penny Lane¼ ) Pero también está un considerable catálogo de obras orquestales y de cámara, además de bandas sonoras para más de medio centenar de filmes cubanos y latinoamericanos. Como ejecutante legó una leyenda mientras se mantuvo en activo. Pocos guitarristas de su tiempo han paseado con tanta inteligencia y sensibilidad por las rutas de clásicos y contemporáneos. No en balde uno de sus más celebrados conciertos transitó de Bach a Los Beatles. Como director en las tres últimas décadas ha conquistado un sólido curriculum internacional. En la española Córdoba sacó de la nada un excelente cuerpo sinfónico. Los 70 encontrarán a un Leo infatigablemente batallador y divertido —homo ludens es su definición mejor— entre los honores que le dispensará desde el próximo lunes el Festival Internacional de Guitarra Culiacán 2009, donde compartirá protagonismo con el catalán Jordi Savall, uno de los grandes restauradores de la música antigua. Fuente Granma

Este artículo es de hace 11 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985