Renuncian al resto de sus cargos Lage y Pérez Roque

Esta noticia es de hace 11 años
Los ex funcionarios cubanos Carlos Lage Dávila y Felipe Pérez Roque reconocieron sus errores y reiteraron su fidelidad a la Revolución, al Partido y a sus principales dirigentes. En sendas cartas al presidente Raúl Castro, firmadas de puño y letra, y divulgadas hoy por los diarios Granma y Juventud Rebelde, Lage y Pérez Roque renuncian además a sus cargos en el Consejo de Estado, el Partido Comunista y el Parlamento. “Reconozco los errores cometidos y asumo la responsabilidad. Considero que fue justo y profundo el análisis realizado en la pasada reunión del Buró Político”, señala Lage. Puede Usted estar seguro –subraya- que mi nuevo puesto de trabajo será una oportunidad para continuar sirviendo a la Revolución y siempre, como hasta hoy, seré fiel al Partido, a Fidel y a Usted. “Continuaré defendiendo, con lealtad y modestia, a la Revolución, con cuyos principios e ideales estoy y estaré siempre plenamente comprometido”, expresa por su parte Pérez Roque, al tiempo que añade: “le reitero mi fidelidad a Fidel, a usted y a nuestro Partido”. El lunes último, el Consejo de Estado acordó liberar a Lage y Pérez Roque de sus cargos como secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros y titular de Relaciones Exteriores, respectivamente. CARLOS LAGE DÁVILA Vicepresidente del Consejo de Estado y miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista Cubano (PCC), Carlos Lage Dávila era uno de los dirigentes con mayor influencia en el estado cubano. Lage, pediatra de 56 años, pertenece a la generación "guevarista", de entre 45 y 65 años que, sin formar parte de los "históricos" como Fidel o Raúl Castro, fue ocupando cargos importantes dentro del gobierno y el PCC en las últimas décadas. Afiliado desde su juventud a diversas organizaciones, era miembro del Comité Central del partido desde 1980 y diputado desde 1976. Muestra de la confianza de que disfrutaba en las más altas esferas es que, en la "proclama" por la que Fidel Castro delegó "provisionalmente" sus poderes, Lage formó parte del equipo de apoyo al gobernante interino, siendo situado al frente del Programa Nacional de la Revolución Energética. Durante el año y medio que duró el gobierno interino, Lage siguió siendo una de las figuras del gobierno cubano con más presencia interna y externa, fungiendo como el representante oficial de Cuba en numerosas citas internacionales. Era considerado, además, como uno de los defensores de una cierta apertura económica en la isla. De hecho, estaba considerado el artífice de las calculadas reformas económicas que posibilitaron la liberalización del dólar, los mercados libres campesinos y el turismo extranjero, medidas implementadas para "remontar la caída de la crisis económica iniciada en la década de 1990". FELIPE PÉREZ ROQUE Era el canciller cubano, con 42 años, era el más joven de la cúpula dirigente cubana, considerado en determinado momento el "delfín" de Fidel Castro. Forma parte de los denominados "hijos de la revolucion", la generación de los nacidos después del triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959. Ingeniero electrónico con una intensa participación en organizaciones juveniles, era diputado desde 1986, miembro del Comité Central del PCC desde 1991 -fecha en la que empezó además a formar parte del "equipo de coordinación y apoyo" de Fidel Castro, de quien acabaría convirtiéndose en su mano derecha- y del Consejo de Estado desde 1993. Ocupaba el cargo de jefe de la diplomacia desde 1999, cuando se convirtió en el canciller cubano más joven de la reciente historia de la isla, ya que sólo contaba 34 años al momento de su designación. A Pérez Roque se le atribuía un papel destacado en la política de reacercamiento de Cuba a la Unión Europea impulsada desde la asunción de Raúl Castro como presidente en febrero de 2008. Fuente: Milenio y Granma

Esta noticia es de hace 11 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985