Uno de los disidentes cubanos enviado a España, dispuesto a volver a la cárcel en Cuba ante el abandono del Gobierno español

Pedro Pablo Álvarez es uno de los cuatro presos políticos que el gobierno cubano envió a España en febrero de 2008 en un gesto que el Gobierno de Zapatero vendió como un triunfo de su política de acercamiento a La Habana.


Este artículo es de hace 12 años
Pedro Pablo Álvarez es uno de los cuatro presos políticos que el gobierno cubano envió a España en febrero de 2008 en un gesto que el Gobierno de Zapatero vendió como un triunfo de su política de acercamiento a La Habana. Año y medio después, las autoridades españolas no le conceden permiso de trabajo y se desentienden de las ayudas de las que dependen para vivir. En una carta, Álvarez denuncia su situación, dice sentirse humillado y se muestra dispuesto a volver a Cuba.     Detenido en el 2003, Pedro Pablo Álvarez Ramos fue condenado por el régimen cubano a 25 años de prisión. Álvarez era uno de los promotores del Proyecto Varela. En febrero de 2008, fue liberado de la prisión y conducido a un avión de la Fuerza Aérea Española junto con los también presos Omar Pernet, José Gabriel Ramón Castillo y Alejandro González Raga.  En la actualidad, reside en Barcelona, junto a su mujer y varios familiares, en una situación de total indefensión ante la abandono al que le tienen sometido las autoridades españolas. Denuncia que el Gobierno les niega a todos ello el permiso de trabajo y no llegan las ayudas de las que se ven obligados a vivir incluso para pagar el alquiler de su vivienda. En la misiva, destinada a varios diputados, denuncia su situación y expresa su deseo: "Yo sólo quiero que me devuelvan a Cuba, si tengo que seguir en prisión estoy dispuesto".   Con familia llegada de Cuba y Estados Unidos Álvarez dice de las negociaciones que supusieron su traslado a España desde la cárcel en Cuba que "hasta el momento no se conocen los términos de la negociación llevada a cabo entre el gobierno español y el cubano". Añade que junto a los cuatro presos, viajaron en el avión "trece familiares" entre los que estaban su hermana, su hija, el esposo de esta y el hijo de ambos. "Posteriormente fueron traídos de Miami", continúa, "mi esposa: Elizabeth Lucrecia Pruneda Balmaseda y mi hijo Pedro Pablo Álvarez Pruneda. El marido de su hermana llegó a Barcelona el mes pasado. "Todas estas personas, nos encontramos desde el mes de Julio pasado sin la ayuda correspondiente de la Cruz Roja de Barcelona, para el pago del alquiler", señala en la carta. Añade que hace un mes el Gobierno "prometió pagar los alquileres y darnos ayuda para los gastos diarios de comida, gas, luz y agua y hasta el momento no hemos recibido nada".   Falsas expectativas y humillaciones "Ya me cansé de promesas y falsas expectativas", dice en la misiva, "son 18 meses perdidos mi hijo y mi esposa que viajaron a este País, han perdido sus derechos en EEUU y ahora posiblemente no puedan ni regresar. El tiene su hija allá y ella dos hijos y cuatro nietos". "Mi hermana, su hija y yo perdimos nuestras casa en Cuba". ¿(Que tenemos ahora aquí en España)? Nada ni siquiera un permiso para trabajar, ¿de dónde vamos a sacar para pagar los alquileres y poder comer?", se plantea. Tras mostrarse dispuesto a volver a Cuba, Álvarez dice que "lo que no quiero es seguir aquí aguantando humillaciones de nadie. Yo no le pedí a nadie que me trajera a España, y si me trajeron para hacerme esto a mí y a mi familia, por favor devuélvanme a Cuba". El ex preso cubano concluye con un agradecimiento a los españoles que "abogaron por mi liberación y a los que me han ayudado desde que llegamos aquí".   Fuente: El Diario Exterior.com

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba