Influenza A H1N1. Respuesta del talento científico cubano

Nuestros científicos emprendieron el desarrollo de tecnologías nacionales para fabricar el fármaco Oseltamivir, el mismo que se entrega hoy a los contagiados por el virus de la influenza A H1N1. En el 2009 logró concluirse el proceso de desarrollo y registro del producto.


Este artículo es de hace 11 años
Nuestros científicos emprendieron el desarrollo de tecnologías nacionales para fabricar el fármaco Oseltamivir, el mismo que se entrega hoy a los contagiados por el virus de la influenza A H1N1. En el 2009 logró concluirse el proceso de desarrollo y registro del producto. La voluntad del Estado para proteger de la Influenza A H1N1 a la población, propició el desarrollo de tecnologías nacionales para fabricar el Oseltamivir. En la foto, el Doctor en Ciencias Farmacéuticas Saúl Padrón. De acuerdo con el Doctor en Ciencias Farmacéuticas Saúl Padrón, subdirector para Tecnologías Complejas del Centro de Investigación y Desarrollo de los medicamentos (CIDEM), algo más del 80% de los medicamentos que circulan en el archipiélago son producidos en Cuba. "No es solo este antiviral, sino una política del Estado para garantizar el amplio acceso de la población. "El CIDEM surge con la idea de sustituir importaciones. Hasta la fecha, ha registrado más de 700 medicamentos, lo cual entraña un ahorro considerable en divisas. Pero aún más importantes resultan las vidas salvadas, la satisfacción con la eficacia del producto. Los Laboratorios NOVATEC multiplican a escala industrial la producción del fármaco. "Al desatarse la Pandemia, el antivírico para combatirla (Tamiflu) desapareció de las farmacias en muchas naciones. Los precios aumentaron: de cuatro euros la cápsula (el tratamiento requiere 10) hasta 6,90 en la actualidad." Graduado de Tecnología Química Nuclear en la universidad rusa de Química Dmitri Ivánovich Mendeléiev, Saúl es el jefe del proyecto de antivirales de la institución perteneciente al Polo Científico del Oeste de la capital. "El desarrollo del Oseltamivir fue trabajoso; pero lo hicimos con amor y una gran cohesión entre farmacéuticos, químicos, bioquímicos, ingenieros y cuantos participamos en esa obra, en previsión de lo que podría ocurrir. "La dirección del país permaneció atenta durante cada paso: en la adquisición de las materias primas, la coordinación precisa, y en la etapa final, cuando ya sabíamos que no era solo ‘por si acaso’. Toda esa labor fue maravillosa. "Percibíamos la utilidad de tanto empeño y, a la vez, deseábamos no tener que aplicar todos aquellos cálculos. Sin embargo, fue preciso y nos complace saber que lo logramos a tiempo." ALGORITMO PRODIGIOSO Mientras el Tamiflu, que el país ha importado para combatir el A H1N1, está concebido para adultos, los investigadores cubanos también previeron dosis pediátricas, que incluyen suspensión oral para bebés. El medicamento nació del empeño, el talento y la cohesión entre farmacéuticos, químicos, bioquímicos, ingenieros, técnicos y cuantos participaron en tan humana obra. Los trabajadores del CIDEM no repararon en acudir al centro sábados y domingos a fin de preparar frascos con polvos de Oseltamivir para recién nacidos. "Con eso evitamos que los médicos tuvieran que abrir las cápsulas y pesar las dosis para suministrárselos". Saúl considera importante la familia, y trata de eludir las faenas extra mediante el aprovechamiento de la jornada laboral, aunque a veces resulta imprescindible extender el horario habitual. Samuel, su pequeño de apenas ocho meses, nació precisamente en la etapa final del desarrollo del medicamento contra la A H1N1. Fueron horas compartidas. Mas, bien saben, su esposa y los demás hijos que cualquier triunfo requiere consagración. El algoritmo a fin de llegar al Oseltamivir, como para otros productos, implicó diversas pruebas y estudios, desde el momento de adquirir las materias primas y comprobar su calidad. Si el diseño de formulación y aseguramiento analítico constituyen fases cruciales, también lo son los estudios complementarios, el escalado, la entrega del expediente sanitario para obtener un número de registro, y la introducción a escala industrial. Desde luego, a cada etapa la distingue la búsqueda de información y el control de la calidad. El CIDEM ha ganado prestigio, con dedicación y rigor. A ellos se debe, asimismo, el desarrollo de los antirretrovirales para el tratamiento contra el VIH SIDA (algunos con premios nacionales de innovación tecnológica). Por si no bastara, producen inyectables citostáticos en sus unidades. LAS DOSIS SUFICIENTES En los Laboratorios NOVATEC, también del Polo Científico del Oeste de la capital, multiplican a escala industrial el Oseltamivir, además de los antirretrovirales, antihipertensivos y otros hasta sumar 45 medicamentos en cartera, en forma de tabletas y cápsulas. Pesan los componentes en polvo, según la fórmula entregada por sus colegas. Con la mezcla de estos elaboran un granulado, lo dispensan en una cápsula dura de gelatina y lo envasan en estuches con sobres termoconformados de 10 unidades cada uno. El diseño de la moderna planta integra las líneas de producción en un flujo tecnológico vertical, donde el movimiento del producto aprovecha la fuerza de gravedad. No obstante, nada sería posible sin el equipo humano, de amplio perfil profesional, altamente calificado, constantemente actualizado y, sobre todo, consciente de que su labor tiene el noble propósito de combatir una enfermedad, que si no es atendida oportunamente puede causar graves complicaciones. Más que 75 miligramos de una sustancia eficaz, en cada estuche del producto está la prueba de que el talento y la voluntad de muchos pueden ganar las más enconadas peleas por la vida. Fuente: Granma

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba