Iglesia católica niega ser interlocutor único del gobierno cubano

La Iglesia católica de Cuba negó considerarse a sí misma como un interlocutor único y excluyente para conversar con el gobierno del presidente Raúl Castro sobre los opositores presos en la isla, al tiempo que se mostró dispuesta a ampliar su mediación también a otros ámbitos.


Este artículo es de hace 11 años
La Iglesia católica de Cuba negó considerarse a sí misma como un interlocutor único y excluyente para conversar con el gobierno del presidente Raúl Castro sobre los opositores presos en la isla, al tiempo que se mostró dispuesta a ampliar su mediación también a otros ámbitos. "Creo que en ningún momento los obispos de Cuba, ni dentro de los obispos ninguno en particular, tengamos ese sentido de exclusión, como si fuesemos los únicos que estamos en estos momentos en disposición de realizar este tipo de conversación", afirmó el obispo de la diócesis oriental de Holguín, Emilio Aranguren, en respuesta a críticas de un opositor cubano, citó DPA. El líder del Movimiento Cristiano Liberación y Premio Sajarov de Derechos Humanos Oswaldo Payá había criticado anteriormente que los obispos "acepten el papel de ser interlocutores únicos del gobierno aquí en Cuba, aceptando y practicando así la condición de exclusión que impone el propio gobierno". Payá afirmó además que la disidencia "es mucho más que un tema que pueden tratar el gobierno y representantes de la Iglesia" sin escuchar a los mismos disidentes. Castro y el cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, mantuvieron una conversación el 19 de mayo, a raíz de la cual las autoridades excarcelaron el pasado fin de semana al opositor enfermo Ariel Sigler y trasladaron a prisiones más cercanas a sus familias a otros 12 disidentes presos. Dichos movimientos se produjeron en vísperas de la llegada a Cuba del ministro de Relaciones Exteriores del Vaticano, Dominique Mambertí, quien realiza una visita oficial a la isla desde el martes por la tarde. Mamberti, quien esta noche celebrará misa en la catedral de La Habana, se reunió el miércoles con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y podría conversar también con Castro antes de concluir su visita el domingo. Emilio Aranguren, quien preside la comisión "Justicia y Paz" de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, afirmó que las conversaciones entre la Iglesia y el gobierno acerca de los disidentes presos son "una situación coyuntural" ante circunstancias concretas, y destacó que en ellas ejerce "un papel de servicio", que está dispuesto a ampliar a otras áreas en beneficio de los cubanos. "En este momento, éste es el servicio que hemos podido prestar, que estamos en disposición de prestar. Si en un momento determinado hay otros contenidos para seguir adelante en este servicio (...), bendito sea", añadió durante la primera jornada de la Décima Semana Social Católica, inaugurada en la víspera por Mamberti y en la que expertos de fuera y dentro de la Iglesia debatirán hasta el sábado a puerta cerrada sobre temas sociales, políticos y económicos. El politólogo y vicerrector de la Universidad de Harvard Jorge Ignacio Domínguez, quien participó en un debate sobre el diálogo entre los cubanos de dentro y fuera de la isla, celebró que los obispos y Castro se hayan sentado a conversar y lo consideró "consecuente" con el papel de la Iglesia a lo largo de 21 siglos. "El papel de la Iglesia en los últimos días, en los últimos meses, es un papel consecuente con lo que ha sido su historia universal y lo que ha sido su historia en Cuba", dijo, afirmando que su impresión es que la Iglesia desea que también otras instancias puedan participar en el diálogo con el gobierno. "Mi impresión es que, en general, lo importante del papel de la Iglesia es abrir puertas para que no sea necesaria su mediación cotidiana o en distintas coyunturas unas tras otras, sino que precisamente una participación amplia, plural e irrestricta sea posible", indicó. Otro de los participantes en la Semana Social Católica, el sociólogo y director de la revista cubana "Casa de lasáAméricas", Aurelio Alonso, hizo referencia a la organización territorial de la Iglesia y a que son los propios obispos cubanos los que están tratando temas de interés para la nación cubana. "Creo que la Iglesia está mostrando su acierto actuando como interlocutora en temas vinculados al diálogo dentro de la nación misma, dentro de la realidad nacional que corresponde a su territorialidad diocesana", estimó. Fuente: El Universal

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba