Robó una primera edición de Shakespeare, pero dijo que la encontró en Cuba

Un librero desocupado que se hacía pasar por un playboy internacional mutiló una primera edición de las obras de William Shakespeare para ocultar el hecho de que la había robado


Este artículo es de hace 11 años
Un librero desocupado que se hacía pasar por un playboy internacional mutiló una primera edición de las obras de William Shakespeare para ocultar el hecho de que la había robado, según el tribunal que le juzga en Newcastle (Inglaterra). Tras romper la encuadernación del libro, publicado en 1623, Raymond Scott dijo haberlo descubierto en Cuba, aunque, según la acusación, lo robó en 1998 en el museo Pallas Green de la Universidad de Durham (Inglaterra). El libro reapareció en Estados Unidos en junio de 2008, cuando Scott trató de venderlo a la Folger Shakespeare Library, de Washington. En el volumen faltaban algunas páginas y se habían roto las tablas de la encuadernación, pese a lo cual se valoró en 1,5 millones de dólares por tratarse de uno de los alrededor de 200 ejemplares de la primera edición. Según la fiscalía, Scott dijo haber encontrado el libro en Cuba tras conocer allí a una mujer llamada Heidi García Ríos, que trabajaba de camarera en un hotel de La Habana. La ciudadana cubana le presentó supuestamente a un coronel jubilado llamado Deni Mareno León, que habría heredado el libro de su madre. Sus amigos cubanos no podían viajar a Estados Unidos para vender el libro a la citada biblioteca, por lo que, según su propia versión, Scott aceptó autentificarlo y les dio un depósito de 10.000 dólares antes de sacarlo de la isla para venderlo. Scott está acusado de robo, manejo de mercancías robadas y de haber sacado del Reino Unido propiedad de origen criminal. Fuente: ADN.es

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba