Tener solo la cantidad de personas necesarias trabajando en los centros de salud en Cuba

En la búsqueda de un uso más racional y eficiente de los cuantiosos recursos humanos, materiales y financieros con que cuenta el sistema sanitario, desde hace dos años se viene analizando en sus unidades el número existente de trabajadores en cada perfil ocupacional, para establecer la plantilla necesaria requerida como garantía de un servicio de excelencia a la población.


Este artículo es de hace 11 años
En la búsqueda de un uso más racional y eficiente de los cuantiosos recursos humanos, materiales y financieros con que cuenta el sistema sanitario, desde hace dos años se viene analizando en sus unidades el número existente de trabajadores en cada perfil ocupacional, para establecer la plantilla necesaria requerida como garantía de un servicio de excelencia a la población. Se trata de la búsqueda de un uso más racional y eficiente de los cuantiosos recursos humanos, materiales y financieros con que cuenta el sistema de Salud. Esta es una labor que está prácticamente concluida en las unidades asistenciales, dijo a Granma el doctor Armando Guerra Vilanova, director nacional de Trabajo del área económica del Ministerio de Salud Pública, quien señaló que se ha comenzado también a hacer la evaluación de la idoneidad en el desempeño de los profesionales y técnicos del sector. El diseño de las plantillas se sustenta en el análisis y discusión en cada una de las instituciones —direcciones provinciales de salud, hospitales, policlínicos, hogares maternos—, en las cuales se realiza una valoración cuantitativa y cualitativa de su objeto social a fin de determinar el número de trabajadores que deben tener para un óptimo funcionamiento, de acuerdo con los diversos perfiles ocupacionales. Una mejor planificación de los recursos humanos posibilita también brindar un mejor servicio a la población. De lo que se trata, indicó el doctor Guerra, no es de reducir cargos a toda costa, sino de establecer plantillas racionales, flexibles, que respondan a los verdaderos intereses del sistema para el buen funcionamiento de sus instituciones, y que en el orden técnico y científico permitan a cada profesional o técnico, en su diario quehacer, desarrollar a plenitud sus habilidades y competencias. ¿A quién podría ayudar que un exceso de plantilla limite los desempeños asistenciales o quirúrgicos de un médico; o que por idénticos motivos un técnico en Imagenología, solo pueda realizar unos pocos exámenes de Rayos X cada mes?, ejemplificó. Aparte de la irracionalidad organizativa que ello significa, dijo, "no podemos olvidar que, en cualquier escenario, el que más trabaja, más aprende, y paralelamente el que menos se ejercita tiende a la descalificación". Durante esta labor de reordenamiento se ha podido constatar que, incluso en un mismo territorio, "conviven" centros asistenciales que mantienen en sus plantillas un número que supera el de enfermeras necesarias, mientras que en otros, el mismo resulta insuficiente; o la existencia de perfiles técnicos en exceso en las especialidades de Laboratorio Clínico, Imagenología, Podología, Medicina Física y Rehabilitación. Una mejor planificación de los recursos humanos dentro del sector, a partir de la racionalidad imprescindible, posibilita asimismo un reordenamiento en las matrículas de nuevo ingreso a las carreras de Ciencias Médicas, en la búsqueda de un equilibrio entre lo que necesitamos y lo que formamos. De hecho, las 21 especialidades diferentes comprendidas en las carreras de Tecnología de la Salud, se han podido reorganizar en solo ocho con perfil amplio. Un número importante del personal técnico de Salud, declarado "en exceso" en estos análisis, permitirá a las direcciones provinciales y al propio MINSAP reorientar sus perfiles de conocimiento y conformar igualmente una importante cantera para el incremento de la colaboración cubana en el exterior. Al cierre del pasado año, Cuba contaba con 74 880 médicos (uno por cada 160 habitantes), más de 100 000 enfermeras y alrededor de 46 000 técnicos en los diversos puestos ocupacionales. El doctor Guerra, especialista de segundo grado en Medicina Interna y diplomado en Administración de Salud, integra un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud en el tema de los Recursos Humanos. Con autorizado criterio, indica a modo de resumen, que si bien el fenómeno de las plantillas "infladas" permite incrementar fuentes de empleo, desde el punto de vista de la organización del trabajo se convierte en un factor "no beneficioso" que incide en las habilidades y competencias del desempeño técnico-profesional, lo que unido a gastos económicos innecesarios, afecta la economía y, sobre todo, la calidad asistencial. De ahí la importancia de este proceso de reorganización. Fuente: Granma

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba