Medellín disfrutó la inauguración del Iberoamericano de Cultura con Una noche de música y poesía

El concierto inaugural del 3er Congreso Iberoamericano de Cultura colmó las expectativas. Cerca de 80 mil personas se deleitaron con lo mejor de la música en habla hispana.


Este artículo es de hace 11 años
El concierto inaugural del 3er Congreso Iberoamericano de Cultura colmó las expectativas. Cerca de 80 mil personas se deleitaron con lo mejor de la música en habla hispana. Cantando a capella, Jorge Drexler abrió el primer concierto del 3er Congreso Iberoamericano de Cultura. Una multitud, como un solo coro, cantó con él "Al Otro Lado del Río", canción que acompañó la exitosa película Diarios de Motocicleta. El uruguayo, que entre armonías de zamba, swing y jazz le cantaba por primera vez a Medellín, agradecía porque esa noche de canciones, gritos y libertad era la primera que pasaba en Colombia, que de lo único que tenía referencia eran los vallenatos de Alejo Durán. Y como la noche era de arte, cultura y sangre latina, Silvio Rodríguez provocó en los asistentes al concierto, con las letras de sus canciones y sus ritmos del caribe, la euforia. "El Necio", "Sueños con Serpientes", "La Maza" y "Ojalá", avivaron en la multitud un grito ensordecedor que sólo la cultura y la pasión pueden provocar y lo que dejó en evidencia que, aunque Drexler y Gieco fueron importantes, Silvio era el más esperado. Sus palabras en tarima fueron pocas, se limitaron a agradecer, como el mismo diría, “por dedicarnos un ‘ratito’ de sus vidas, por estar aquí”.   Más de 80 mil personas disfrutaron del concierto inaugural del Iberoamericano de Cultura.   Diego Gieco fue quien terminó la noche, dándole punto final a la velada, en la que miles de almas cantaron al son de unas guitarras. En resumen, fue una noche en la que el centro de atención no fueron las ideas políticas, ni las razas, ni los estilos musicales; fue la música, el lenguaje universal que no necesita de idiomas, que llena el corazón y que llena el alma. "Valió la pena esperar" El escenario estaba listo, y muy temprano en la mañana llegaron los primeros asistentes al concierto. En plena calle San Juan los visitantes de otras regiones del país se instalaban en el asfalto aguardando un lugar junto a sus mochilas de viaje. Las cartas, el fushi, o una pequeña siesta fueron los pasatiempos en medio de una larga espera. Entrada la tarde, el público llegaba aún más en masa y las filas de hacían interminables, pero al acercarse la hora del concierto, las calles alrededor de La Alpujarra se colmaron de gente, en busca todos de un mismo objetivo: Silvio Rodríguez. "Llegamos desde anoche (miércoles) de Manizales y estamos acá desde las 9:00 de la mañana solo para tener el privilegio de ver a Silvio lo más cerca posible", afirmó emocionada Mariana Vásquez.   El cantante uruguayo Jorge Drexler cantó por primera vez en Medellín.   Adultos, ancianos, pero sobre todo jóvenes, colmaron una de las principales vías de la ciudad para ver cantar al poeta cubano. Banderas de Colombia y Cuba se ondearon entre la multitud, quienes esperaban ansiosamente escuchar al trovador de la Habana. "Después de ver a Silvio me puedo morir tranquila", le comentaba Ana a sus otras dos amigas, quienes llegaron desde Santa Elena. Al salir el escenario, Silvio hizo vibrar a los cerca de 80 mil asistentes. La espera había terminado. Cada interpretación de este cantautor se ganó el aplauso de todos, al punto de que Silvio se devolvió al escenario ante el pedido de sus seguidores. Al final el cubano agradeció a los asistentes, "pero en especial a los que llegaron de lejos", indicó. "Se lució Silvio, se lució", cantó el público emocionado terminado el concierto. Fuente: ElMundo.com

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba