Cuba, Argentina y México ganan Premios Casa. Galeano recibe el Premio Arguedas

Este artículo es de hace 9 años
México, Argentina y Cuba sonríen en la edición 52 del certamen literario más antiguo de su tipo en América • El uruguayo Eduardo Galeano se alzó con el Premio de narrativa José María Arguedas, justo en el año en que el concurso está dedicado al escritor peruano. Como es habitual, la sala Che Guevara devino gran tribuna desde donde fueron anunciados, este jueves 27 de enero, los ganadores de la edición 52 del Premio Casa de las Américas. Tras una decena de jornadas con maratónicas lecturas, deliberaciones y actividades propuestas por el programa del concurso literario, inaugurado el pasado 17 de enero, los integrantes del jurado determinaron premiar las siguientes: Entre las obras que concursaron en el género de Novela recibió el Premio La venganza de las chachas, del mexicano Gabriel Santander Botello. El jurado decidió otorgar dos menciones a libros de Colombia y Cuba. El Premio Casa de Cuento lo obtuvo la obra La bota sobre el toro muerto, de Emerio Medina, de Cuba. El jurado concedió tres menciones para libros argentinos. En la categoría de Literatura testimonial, el Premio recayó en Su paso, de Carlos E. Bishoff (Argentina). Por su parte, en el apartado de Ensayo artístico-literario, el jurado declaró desierto el premio y otorgó cuatro menciones a libros argentinos y cubanos, a partes iguales. Por unanimidad se decidió el Premio de Literatura brasileña, que fue a las manos de de Nelson de Oliveira por su obra Poeira: demonios e maldições. El jurado destacó otras dos obras con menciones. EDICIÓN 52 DEL PREMIO LITERARIO CASA DE LAS AMÉRICAS (17 AL 27 DE ENERO DE 2010) NOVELA El jurado integrado por Roberto Burgos Cantor, de Colombia; Claudio Ferrufino-Coqueugniot, de Bolivia; Martín Kohan, de Argentina; Andrea Jeftanovic, de Chile y Rogelio Riverón, de Cuba acordó otorgar por unanimidad el Premio a la obra: La venganza de las chachas, de Gabriel Santander Botello, de México “Esta es una narración desmesurada, desbordante y gozosamente eximida de las reglas de lo correcto, de la contención, o de las proporciones. Se lanza a las peripecias más bien disparatadas de dos mujeres de vidas erráticas, y de un niño asombroso que oscila entre la genialidad y la simple inadaptación. Presenta un mundo carnavalesco y expresionista que se deja iluminar por un lenguaje brillante. Novela que propone una hibridez en el plano del territorio y del lenguaje, dando cuenta de una condición contemporánea, a la vez que utiliza un humor feroz que revela y potencia las acciones”. Menciones: • Faraón Angola, de Rodrigo Parra Sandoval, de Colombia • Los hijos soñolientos del abismo, de Geovannys Manso Sendán, de Cuba CUENTO El jurado integrado por Eduardo Becerra, de España; Mario Roberto Morales, de Guatemala; Sonia Rivera-Valdés, de Cuba-Estados Unidos., y Anna Lidia Vega Serova, de Cuba acordó otorgar por mayoría el Premio a la obra: La bota sobre el toro muerto, de Emerio Medina, de Cuba. “El libro constituye un conjunto de relatos autónomos, escritos con una prosa precisa y efectiva, que aborda temáticas que van desde un dramatismo contenido hasta una truculencia que nunca desborda la estética de contención y precisión que anima el punto de vista del narrador. Además, constituye un gran ejemplo de lo que el dominio del idioma y de las hablas populares puede lograr cuando se abordan con audacia temáticas, que lejos de ser convencionales, revelan mundos marginados en el marco de una sociedad en pleno proceso de cambios políticos y culturales”. Menciones: • El porvenir, de Virginia G. Gallardo, de Argentina • Pequeños milagros, de Norberto Mauricio Espinosa, de Argentina • Brindar con extraños, de Patricia Suárez, de Argentina LITERATURA TESTIMONIAL El jurado integrado por Margaret Randall, de los Estados Unidos; Flor Romero, de Colombia y Yamil Díaz, de Cuba acordó otorgar por unanimidad el Premio a la obra: Su paso, de Carlos E. Bishoff, de Argentina En atención a la profundidad y frescura con que aborda el tema de la represión en su país durante las dictaduras militares de la segunda mitad del siglo XX. Por otra parte, apreciamos especialmente la riqueza psicológica y la elaboración literaria del lenguaje”. ENSAYO ARTÍSTICO-LITERARIO El jurado integrado por Carlos García Bedoya, de Perú; Adriana Rodríguez Pérsico, de Argentina y Norge Espinosa, de Cuba acordó declarar desierto el premio, por estimar que aunque se presentaron al concurso ensayos de valores apreciables, de correcta escritura y que se asoman a temas de interés en nuestro ámbito, ninguno de ellos alcanza el nivel requerido como para ser merecedor de este premio. Diversos problemas de estructura, manejo de fuentes, falta de hipótesis fuertes y novedosas en los enfoques, nos llevan a esta decisión. No obstante, algunos de ellos son dignos de análisis para una posible publicación, por tal razón proponemos algunas recomendaciones, así como creemos necesarios ajustes que permitan una mayor precisión de los puntos de vista acerca de los temas abordados. En este orden, el jurado decide otorgar las siguientes Menciones: • De José Lezama Lima a Severo Sarduy (Lenguaje y neobarroco en Cuba), de Luis Álvarez Álvarez y Ana María González Maffud, de Cuba • Lunes de Revolución: compromiso y libertad, de Leandro Estupiñán Zaldívar, de Cuba • Inmersiones en el maëlstrom socio-estético, de Roberto Bolaño. Representaciones literarias de la contemporánea latinoamericanidad diaspórica, de Cecilia López Badano, de Argentina • Canibalizar la biblioteca. Debates del campo literario y cultural puertorriqueño (1990-2005), de Elsa Noya, de Argentina LITERATURA BRASILEÑA El jurado integrado por Marcos de Moraes, Brasil; Trinidad Pérez, de Cuba y Ricardo Alberto Pérez, de Cuba acordó otorgar por unanimidad el Premio a la obra: Poeira: demonios e maldições, de Nelson de Oliveira “Dicha novela sobresale por la eficacia de su estructura, la cual propone un diálogo entre el discurso del relato, y otro discurso que se vale de pasajes oníricos y niveles elaborados a partir de juegos radicales con el lenguaje. Esta dualidad conduce el libro a una posición renovadora que pretende mostrar el nuevo camino de la ficción tratando de enfrentar un mundo irreverente y caótico. La novela es movida por el impulso de la literatura de pensarse a sí misma, de colocarse en una posición protagónica desde la que puede contemplar sus propias crisis. Estos rasgos colocan el territorio del libro como una zona de vértigo donde el que decida dejarse atrapar estará participando de una experiencia repleta de interrogantes y dudas que a su vez construyen una delirante posibilidad”. Mención: • Treva alborada, de Mariana Ianelli Mención Especial: • Os lençóis e os sonhos, novela, de Orlando Senna Fuente: CubaDebate

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.