Fallece en Cuba el misionero palentino Teodoro Becerril

Este artículo es de hace 9 años
El pasado sábado 26 de febrero fue enterrado en la ciudad de La Habana, Cuba, el misionero Teodoro Becerril Fernández, Carmelita Descalzo. Este fraile carmelita pasó más de medio siglo en Cuba, en la misma parroquia, Nuestra del Carmen, en medio del barrio de Cayo Hueso. Había nacido hace 77 años en Cozuelos de Ojeda, un pequeño pueblo al norte de Palencia, de donde salió para ser misionero con apenas 23 años y recién ordenado sacerdote. Falleció el viernes 25 de febrero a causa de un cáncer que lo tuvo luchando hasta el último momento en el hospital cercano a su casa. Desde la Delegación de Misiones de Palencia lo recuerdan con cariño y explican que estuvo en esta ciudad el verano pasado para operarse pero que quiso volver a su amada Cuba. Allí, en La Habana, en medio de cambios primero y de inmovilismo después, vivió Teodoro más de cincuenta años. Este carmelita descalzo vivó con los cubanos su evolución histórica, bautizó a muchos, dio consuelo y fortaleza a otros, siempre dispuesto y cercano. Según Manuel, sacerdote español carmelita en la misma parroquia cubana que Teodoro, “su carácter fuerte le hizo tema de muchas conversaciones entre sacerdotes y cristianos de toda la isla. Siempre cercano a las autoridades eclesiásticas, y comunicativo con las civiles, colaboró también en la formación del clero en el seminario habanero, y vivió también con ímpetu los cambios que provocó el Concilio Vaticano II en la Iglesia universal”. Fuente: Revista ecclesia.com

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985