Casi se ahogan cuatro jóvenes por bañarse en aguas del Malecón habanero

Este artículo es de hace 9 años
Si bien reza el dicho de que "nadie escarmienta por cabeza ajena", los recientes accidentes ocurridos en áreas del litoral habanero constituyen por sí solos una seria advertencia de lo que pudiera sucederle a quienes aún no han tomado conciencia sobre los peligros de bañarse en aguas del Malecón. Alrededor de las 8:00 p.m. del pasado 1ro. de mayo, dos jóvenes mayores de edad que se encontraban a 300 metros de la orilla, en las cercanías de 23 y Malecón, pedían auxilio como consecuencia del agotamiento y las condiciones del mar. A riesgo de su propia vida, el ciudadano Reinier Morera Vila, quien perteneció al Cuerpo de Bomberos de Cuba (CBC), se tiró al agua y mantuvo protegido a uno de los ciudadanos hasta la llegada de las Fuerzas del Destacamento Especial de Rescate y Salvamento del CBC, y la guardia combativa de dicho órgano. Los jóvenes fueron rescatados con lesiones leves y recibieron de inmediato atención especializada del Sistema Integral de Urgencia Médica (SIUM). Por si fuera poco, a las 3:42 p.m. del día siguiente, hechos similares tuvieron lugar en áreas del Malecón próximas al Hotel Riviera, donde se efectuó el rescate y salvamento de dos ciudadanos mayores de edad que se encontraban a 1 000 metros de la orilla y también pedían auxilio como consecuencia del cansancio físico y las condiciones del mar. Con estos dos hechos, nuevamente peligraron vidas en el litoral habanero: no solo las de quienes incurrieron en la negligencia de bañarse en zonas no propicias para ello o con el mar en condiciones desfavorables, sino también la de los hombres que integran el Destacamento Especial de Rescate y Salvamento del Cuerpo de Bomberos. Desde enero hasta la fecha, estos han prestado diez servicios en áreas del Malecón habanero, resultando una persona occisa y siete lesionadas. De acuerdo al Anuario Estadístico de Salud 2009, los accidentes constituyen la quinta causa de muerte en Cuba, y la primera en las edades comprendidas entre uno y 19 años. Las principales causas que los originan son las de tránsito, ahogamiento y sumersión en playas y presas fundamentalmente, así como la electrocución. Con la llegada del verano, no deben dejarse pasar por alto estos datos, y "escarmentar" por cabeza propia es la mejor manera de evitar la pérdida de un familiar, un amigo... un ser humano. Fuente: Granma

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.