Homenaje a Lincoln Díaz-Balart

Este artículo es de hace 9 años
500 personalidades de diversas edades que se congregaron el viernes 20 de mayo, en ocasión de la cena anual de gala del Concejo por la Libertad de Cuba y en homenaje ofrecido al ex representante federal Lincoln Díaz-Balart coincidiendo con el aniversario de la independencia de la isla del imperio español. Al evento se sumaron conocidas organizaciones del exilio como la Brigada 2506, Consejo del Presidio Político, Colegio Médico Cubano en el Exilio, Directorio Democrático Cubano, Junta Patriótica Cubana, MAR por Cuba, Miami Medical Team, Municipios de Cuba en el Exilio, Partido Protagonista del Pueblo, Plantados Hasta la Libertad y la Democracia en Cuba, Presidio Político Histórico – Casa del Preso, y Unidad Cubana, y entregaron a Díaz-Balartla medalla de “Héroes de la Libertad.” El poeta y escritor Ángel Cuadra explicó que este “ha luchado mucho por la causa de Cuba…, y entonces los cubanos se congregan al lado de aquellos que han defendido su causa y sienten como sentimos los demás.” De esta manera el que fuera representante por el distrito 21 en Washington de 1993 al 2011, fecha en que decidió dejar el cargo, se sumó a la lista de galardonados en años anteriores como Vaclav Havel, ex presidente de la Republica Checa; Mel Martínez, senador de Estados Unidos; Jorge Batlle Ibáñez, ex presidente de Uruguay; Roger F. Noriega, subsecretario de Estado de EEUU; Humberto Medrano, periodista; Andy García, actor; Carlos Gutiérrez, secretario de Comercio de EEUU; Yoani Sánchez, bloguera cubana; y Gloria y Emilio Estefan. Para la congresista Ileana Ros-Lehtinen, su colega de tantos años “será siempre un congresista”, pues cada vez que se trate de los derechos humanos y la democracia, su voz resonará en el Capitolio. “¡Qué bueno honrar a un mambí, a un tremendo cubano!”, dijo sobre Díaz-Balart. La congresista expresó que “siempre estoy impresionada que, año tras año, tenemos un grupo magnifico de personas que están aquí honrando nuestra patria, y diciéndole presente a la lucha que sigue siendo la lucha de todos los buenos cubanos, por la libertad y democracia.” Mario, hermano de Lincoln Díaz-Balart, destacó que “la libertad de Cuba no es negociable” y aunque algunos “nos han criticado en el pasado por estar demasiado preocupados por esta causa, pero si nosotros no nos preocupamos, ¿quién lo va a hacer?” Los 18 años de carrera legislativa del ex congresista estuvieron marcados por importantes diversos logros. Entre ellos se destacan haber convertido en ley requisitos indispensables para normalizar relaciones con Cuba, sin importar quien sea presidente de los Estados Unidos:la liberación de todos los presos políticos; legalización de todos los partidos políticos, libertad de prensa y sindicatos obreros libres; y convocatoria de elecciones libres y pluripartidistas. Incrementar en 5 veces la ayuda del gobierno norteamericano a la oposición interna en Cuba, en colaboración con el congresista Albio Sires; mejoras al programa de salud de niños inmigrantes en 2009, y la Ley de Ajuste Nicaragüense y Alivio Centroamericano, convertida en Ley Nacara, que proveyó residencia y estatus legal a miles de inmigrantes y sus familias. Ana Navarro, estratega republicana de origen nicaragüense, destacó que “Lincoln ha sido un hermano para la comunidad nicaragüense y para todas las comunidades latinoamericanas en el sur de la Florida. Nos ha representado de una manera honorable, con gran pasión”, habiendo apoyado la causa de los inmigrantes en general. En términos similares se expresó Remedios Oliver,afirmando que reconocer a Díaz-Balartes importante para todos los hispanos, pues ha defendido a todos. El empresario Diego Suarezcomentó que “los cubanos no podemos olvidar nunca el regreso a la patria”, y que los méritos de Díaz-Balart eran su liderazgo y acciones durante los años que se desempeñó como como congresista en Washington. Otro empresario, Gus Machado, destacó que “eventos así renuevan la esperanza en una Cuba libre.” Ana Margarita Martínez, que llegó a Estados Unidos a los seis años de edad, dijo esperar la libertad de Cuba pronto, pues la lleva en su corazón y desea “ver de nuevo mi tierra.” Díaz-Balart elogió la unidad del exilio cubano, y fustigó que “la vergonzosa falta de solidaridad internacional hacia el derecho de los cubanos a ser libres, crea en muchos la desesperanza”, pero que se debía tomar conciencia que “hoy, en cada municipio de Cuba, hay héroes de la oposición interna luchando por la libertad. Los héroes de hoy serán los protagonistas de mañana. Nosotros tenemos la obligación de ayudar a esos héroes”, y que “el contrapeso a toda la vergonzosa falta de solidaridad en el mundo hacia el derecho de los cubanos a vivir en libertad, es el exilio de Miami” y que el amor por Cuba se haya mantenido en las nuevas generaciones“es testimonio del patriotismo de las generaciones de nuestros padres y nuestros abuelos, y se agradecerá por los cubanos por los siglos de los siglos.” Para el congresista David Rivera, el 20 de mayo “representa la renovación del compromiso que tenemos con la causa de una Cuba libre”, y el homenaje a Díaz-Balart era merecido por su lucha por la libertad de todas las naciones desde el Congreso, y que “para las nuevas generaciones es una inspiración por su record de servicio.” Fuente: Diario de las Américas

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.