Venezuela y Cuba firman más de 100 contratos de desarrollo conjunto

Este artículo es de hace 9 años
Las sesiones de la XI Sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela arrojaron un trascendente resultado que apunta a la deseada consolidación de la unión económica entre los dos países. Un volumen de 116 programas de cooperación suscritos con un monto que supera los mil 300 millones de dólares demuestra el empeño de las dos partes por avanzar en una integración que va más allá de pronunciamientos formales o de expresión de deseos. Ese desarrollo acelerado de coincidencia para dar pasos que tienen un impacto fuerte tanto en el área económica como social, implica, según el vicepresidente venezolano, Rafael Ramírez, un aporte al fortalecimiento de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Revisar rápidamente algunos de los objetivos contenidos en los acuerdos muestra una confirmación de lo dicho anteriormente y también implica la muestra de una cooperación que va en continuo incremento desde que Fidel Castro y Hugo Chávez le dieran vida en el año 2000. Los acuerdos apuntan principalmente a beneficiar las áreas de salud, educación, cultura, deporte, alimentación, construcción, transporte, comunicación e información, energía y al fortalecimiento de las misiones sociales venezolanas. Capítulos fundamentales hablan de la contribución a la soberanía agroalimentaria mediante el desarrollo de los sectores agrícola, ganadero, pesquero y mediante la creación de nuevas capacidades tecnológicas para el aumento de la producción y eficiencia. En el orden político, el apoyo de los dos países a la próxima creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños confirma, según sus propios dirigentes, que Cuba y Venezuela miran firmemente hacia la integración de la región. Entre los 116 proyectos están: mantener la prestación de servicios de salud de Barrio Adentro I y Barrio Adentro II; suministros de medicamentos y vacunas; perfeccionamiento de la educación bolivariana y asistencia técnica para el sistema educativo; contribución para el desarrollo deportivo en Venezuela, así como mantener el desarrollo de la Misión Cultural Corazón Adentro. La contribución a la soberanía alimentaria; el desarrollo a la informática y comunicación a una mayor escala y el proceso a una mejor generación eléctrica forman parte de los nuevos contratos de ambos países para estrechar los lazos de cooperación bilateral. Fuente: Rebelion.org

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985