Cuba opina que legalizar la marihuana sería una "irresponsabilidad histórica"

Este artículo es de hace 9 años
Cuba opina que despenalizar la marihuana sería una "irresponsabilidad histórica" que podría conllevar un "daño irreparable", según afirmaron hoy en La Habana fuentes oficiales. El secretario de la Comisión Nacional de Drogas de la isla, Israel Iván Suárez, hizo esta consideración al ser preguntado por la presentación en Estados Unidos de un proyecto de ley para legalizar la marihuana, el primero de su tipo en el país norteamericano. Suárez, funcionario del Ministerio de Justicia cubano, manifestó que tratar de despenalizar la marihuana "no es racional" y adujo razones de tipo jurídico, sanitario y social, así como los problemas que puede causar para otros países de la zona. Recordó que tomar una decisión de esas características conllevaría romper el compromiso internacional recogido en la convención sobre drogas de Naciones Unidas suscrita en 1961. También alegó que, desde el punto de vista de la salud, se han demostrado científicamente los graves daños que causa la marihuana y los problemas sociales que conlleva. Además, la Comisión Nacional de Drogas de Cuba ve con recelo que una decisión de estas características pueda adoptarse en un país tan cercano geográficamente a la isla. "La costa sur de los Estados Unidos es de los principales productores de la super-marihuana", recordó Suárez. Por su parte, Carmen Borrego, que representa al Ministerio de Salud Pública en la Comisión Nacional de Drogas, entiende que una medida así sería muy negativa para los sectores sociales más vulnerables. "Habría que preocuparse por fortalecer los sistemas de salud en la región y fundamentalmente de ese país (en alusión a EE.UU.) antes de pensar en que eliminar determinadas prohibiciones va a resolver un problema tan serio, vinculado no solo con la salud sino con la violencia o el crimen", expuso Borrego. Suárez y Borrego hicieron estas declaraciones a preguntas de corresponsales, en una comparecencia de prensa donde explicaron la estrategia de Cuba en relación al consumo y tráfico de drogas. Según la Comisión Nacional de Drogas, un organismo donde intervienen ministerios como el de justicia, salud o educación, la prevalencia de adicción y consumo de drogas en la isla es muy baja en una tasa que se sitúa por debajo del 1,5 por ciento. Ese dato se desprende de una encuesta realizada en las ciudades más importantes del país entre los años 2003 y 2006 y que se pretende actualizar ahora con otra nueva investigación. Los responsables de la Comisión Nacional de Drogas dijeron no tener disponibles datos como el número de personas que actualmente reciben tratamiento en la isla por problemas de drogadicción. Insistieron en que la cifra de personas que consumen drogas en la isla es tan baja "que no constituye un problema de salud". En cuanto a tráfico de drogas, las autoridades cubanas decomisaron 3.023 kilos de drogas, sobre todo marihuana, en 2010, lo que representa 163 kilos menos que el año anterior. En el ejercicio pasado, 22 traficantes, 20 de ellos extranjeros, fueron detenidos en la isla por tratar de introducir droga en el país, en una cantidad total de 41 kilos. La legislación cubana es muy severa con el narcotráfico, un delito que se pena con condenas que van desde 15 años de cárcel a cadena perpetua. Fuente: Efe

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985