Desarrolla Cuba programa de diagnóstico prenatal de la sicklemia con notable éxito

Este artículo es de hace 9 años
Conocida comúnmente en nuestro medio como sicklemia, denominación que ha sido acuñada por el uso, el verdadero nombre de esta enfermedad es anemia falciforme o drepanocitosis, que produce una destrucción de los glóbulos rojos más rápida de lo normal, lo que obstaculiza sus funciones vitales: captar el oxígeno de los pulmones y transportarlo a todos los tejidos del cuerpo. Las personas con drepanocitosis tienen una hemoglobina anormal que se llama hemoglobina S, que en determinadas circunstancias deforma al glóbulo rojo, lo que origina anemia, dolor en las articulaciones y los huesos y lesiones en algunos órganos. Desde 1982, cuando se inicia en el país el diagnóstico prenatal de esta enfermedad, hasta el pasado año 2010, se han estudiado 4 562 fetos, de los cuales 933 han resultado enfermos. Ante el diagnóstico positivo, un total de 719 parejas han elegido no continuar el embarazo. La prueba se realiza a las embarazadas mediante la técnica de electroforesis de hemoglobina y, si es portadora, se practica este examen a su pareja. De ser también portador, se hace el estudio del ADN del feto en células del líquido amniótico, y de esta manera es posible prevenir el nacimiento de un niño enfermo. Los que nacen con la dolencia son atendidos desde los primeros meses de vida en centros especializados. Este padecimiento es de origen genético, y también hereditario, atendiendo a que el enfermo hereda la hemoglobina anormal (S) del padre y de la madre. Cuando el padre y la madre son portadores sanos de la hemoglobina S (AS) los hijos podrán tener hemoglobina AA (normal), AS (portador sano) o SS (enfermo). Un mecanismo similar se establece si alguno de los padres padece la enfermedad, es decir, tiene hemoglobina SS y el otro es portador (AS), en cuyo caso son mayores las posibilidades de que el hijo también sea enfermo y cuando menos será portador sano, es decir, AS, según refiere la doctora en Ciencias Eva Svarch, responsable del Programa Nacional de Atención Integral al Paciente con Drepanocitosis. De acuerdo con un reporte solicitado por Granma al Grupo Nacional de Genética, el estado de portadores de sicklemia en la población cubana registra un 3,5 % y el número de enfermos conocidos se eleva a unos 1 200. Fuente: Granma

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985