Somos menos y más viejos los cubanos

Este artículo es de hace 9 años
Cuando este 11 de julio el planeta celebre el Día Mundial de la Población, los cubanos seremos menos, pero estaremos haciendo más en bien de la nación. Como no deben haber variado mucho las estadísticas desde el 31 de diciembre último, recibimos al verano con un número de pobladores cercano a los 11 millones 241 mil 161 habitantes. Es el resultado de lo que la Oficina Nacional de Estadísticas e Información ha definido en términos de crecimiento nulo o población estabilizada, equivalente a que entre uno y otro año apenas hay variaciones en la cantidad de habitantes. En esta Antilla Mayor, nacen menos, mueren más, y el saldo migratorio resulta significativo en términos numéricos, y precisamente esas son de las variables que deciden el crecimiento poblacional. Aunque tal situación no es para batir palmas, tampoco resulta inesperada, y vale aproximarse a sus razones. Desde finales de los años 70 la familia cubana empezó a celebrar menos nacimientos y esta baja fecundidad queda desde entonces condicionada por los niveles educacionales alcanzados por la mujer, que incluyen mayores conocimientos y posibilidades para la planificación familiar y la salud reproductiva. A la vez, las mujeres en edad de concebir han ido ampliando su desempeño social, privilegiando muchas veces en sus proyectos de vida el desarrollo profesional y la superación. Si a esto se añaden las dificultades con la vivienda, donde hoy conviven a veces más de tres generaciones, y también la carencia de una red de servicios y posibilidades que de manera eficiente apoyen la dinámica hogareña, el resultado es menos trabajo para la cigüeña. Aunque los investigadores declaran sentirse algo sorprendidos por la alta cota de defunciones registrada el año pasado, por encima de las 91 mil, nunca antes alcanzada; la cifra se inscribe de modo coherente dentro de la tendencia de un aumento de la mortalidad que viene signando la cotidianidad de la Isla. Para nada habría que asociarla con los estándares de salud o calidad de vida, y sí verla como resultado de la intensificación del proceso de envejecimiento poblacional. Desde hace un puñado de años, se van haciendo mayoría los que peinan canas, consecuencia sobre todo de los bajos niveles de fecundidad. Al empezar este 2011 los cubanos entre 0 y 14 años solo representaban el 14,4 por ciento del total de habitantes, en tanto los de más de 60 calendarios rebasaban el 17,8 por ciento de la totalidad, equivalentes a un millón 996 mil 632 personas de la tercera edad. Contrastando con el Municipio Especial Isla de la Juventud, donde hay menos viejos, la provincia más envejecida del país es Villa Clara, y la capital le pisa los talones. Claro, debería tenerse en cuanta que entre ambas agrupan a más de un cuarto de la población de todo el país. Son más los varones que las hembras, pero no para poner el grito en el cielo porque por cada 1003 de los primeros había este primero de enero 1000 de las segundas. Nacen más varones que hembras pero también mueren más varones, y la presencia femenina es mayoritaria a partir del grupo de edades entre 40-44, fenómeno que se hace más pronunciado entre las edades más avanzadas de la vida, cuando también se incrementa la mortalidad entre los hombres. Pero el panorama mundial no se diferencia mucho del cubano en cuanto a envejecimiento. ?Carece de precedentes y no tiene paralelos en la historia de la humanidad?, según lo cataloga un informe de La División de Población de las Naciones Unidas, donde igual queda recogido que los incrementos en los porcentajes de personas con  60 años o más  van acompañados de descensos en los porcentajes de menores de 15 años. Para 2050, aseguran, por primera vez en la historia, las personas de edad en el mundo superarán en número a los jóvenes. Los expertos apuntan que este parece ser un fenómeno irreversible cuyo saldo, a mediados de este siglo será que los mayores de 60 sumarán tres veces más que al empezar la centuria. Dentro de tal horizonte demográfico, Cuba sobresale porque, paradójicamente, en los países menos desarrollados solo el 8 por ciento de su población tiene actualmente menos de 60 años. El país con habitantes más jóvenes es Yemen con una edad mediana de 15 años, y el más viejo es Japón. Dentro de poco, este 11 de julio, hará un año que el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon sentenciaba a propósito del Día Mundial de la Población: ?Solo si tenemos en cuenta las necesidades de todos los hombres y mujeres, niñas y niños, podremos lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio y promover los valores comunes de las Naciones Unidas?,  pero la realidad mundial indica que no han sido muchos los oídos receptivos a este llamado. Y en eso también Cuba se diferencia del resto del mundo, aunque seamos menos y más viejos. Fuente: Cubasi

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.