Sepultada cubana asesinada por esposo en Sweetwater

Este artículo es de hace 9 años
Layra Quintanilla, la mujer asesinada hace poco más de dos semanas por su esposo en Sweetwater, fue sepultada el miércoles en una emotiva ceremonia a la que finalmente pudo acudir su madre, quien vive en Cuba. “Le gestionamos la visa […] porque la ciudad está aquí para dar un poquito de apoyo y alivio en situaciones como ésta”, dijo Marie Santiesteban, asistente de la alcaldía de Sweetwater. Familiares, amigos y autoridades soltaron globos multicolores al aire para despedir a Quintanilla, quien murió el 2 de agosto, a cuatro días de cumplir 28 años. Después de asesinarla a tiros, el esposo, Miguel Trujillo García, hirió de gravedad a Osvel Jesús Cabrera. Minutos después, al cabo de una persecución policial, Trujillo, de 28, se suicidó de un disparo en la cabeza. La pareja, que llevaba meses separada, deja un hijo de 5 años. Marcelina González, la madre de Quintanilla, logró viajar desde La Habana para asistir al entierro realizado en el cementerio Caballero Rivero Woodland, tras obtener una visa humanitaria gestionada por el alcalde de Sweetwater, Manny Maroño, y el representante republicano por la Florida, Mario Diaz-Balart. Familiares y amigos dijeron que Trujillo buscaba una reconciliación, pero Quintanilla ya había presentado la demanda de divorcio. El día de la tragedia, cuando Quintanilla insistió al respecto, Trujillo la golpeó. Aunque ella llamó a la policía, decidió no presentar cargos. Horas después, cerca de las 2 p.m. Trujillo regresó al apartamento. Al encontrar a un cerrajero cambiando la cerradura se enfureció y disparó varias veces contra Quintanilla. De inmediato, Trujillo subió a su auto. En la intersección de Bird Road y la Avenida 127 del suroeste, chocó contra el auto de Cabrera y le disparó. Cabrera permanece grave en el Hospital Jackson Memorial. El hijo de la pareja se encuentra bajo la custodia del hermano menor de Quintanilla, Laciel González, de 19 años. Según las autoridades, aun no está enterado de la muerte de sus padres. Quintanilla y Trujillo habían llegado de Cuba hace poco más de cinco años. Quintanilla era estilista en un salón de belleza. Trujillo tenía dos trabajos en el Aeropuerto Internacional de Miami. Fuente: EL Nuevo Herald

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.