"En Cuba también se puede ganar mucho dinero siendo músico"

Esta noticia es de hace 9 años
Pedro Luis Ferrer, guitarrista, compositor y cantante, es uno de los músicos cubanos más originales - En su estreno en Mallorca, aterriza en su faceta de trovador ­­Pedro Luis Ferrer (Yaguajay, 1952), uno de los cantautores cubanos más originales, tan aplaudido como silenciado, se estrena en Mallorca con tres conciertos: hoy en el Jazz Voyeur de la Lonja (21,00 horas); mañana en el Little Habana del Polígono de Marratxí (Teixidors, 12; a las 23,00) y el domingo en Sa Botiga de Buffon's (Valldargent, 29; a las 22,00). "Es mi primera visita a la isla, pero ya la conocía por lo que me han contado mis amistades y por algunas películas que he visto y que fueron rodadas aquí, en este maravilloso lugar", comentó a su llegada a Mallorca este músico de amplios registros. "Hago música muy diferente: desde canciones y guarachas, hasta obras para guitarra u orquestas. En esta ocasión vengo en mi faceta trovadoresca, una música que difiere mucho de otras que tienen que ver con el changüí o el son, más festivas y bailables", apuntó alquien que aclara que "el ritmo no es solo para la alegría, también para la tristeza y la nostalgia". Recuerda el autor de La vaquita Pijirigua y El romance de la niña mala, dos de las canciones que mejor le definen, que "la nacionalidad musical cubana tiene un componente trovadoresco muy grande". Pedro Luis Ferrer, que formó parte de varios grupos de rock en los años 60 antes de iniciar su carrera profesional como trovador, viajar por primera vez a Europa y profundizar en el estudio de la guitarra, gusta de trabajar "con tradiciones menos exploradas, como los juegos de clave o el changüí, que permanecen como localismos aunque poco a poco van integrándose más en la cultura nacional". Afincado en La Habana, Ferrer se define como un "emigrante eventual" porque, como isleño, necesita viajar por el planeta, "bien por razones culturales bien por económicas, y nutrirme del mundo, enriquecerme y descubrir cosas como persona", confiesa un hombre que se siente orgulloso de ser "el cubano que quiero ser" y de ser "ciudadano del mundo". "No soy emigrante, porque nunca me he planteado vivir en otro lugar que no sea Cuba. No lo necesito. Existe un equilibrio entre las necesidades que tengo de salir de Cuba y de estar en Cuba, las dos son necesidades vitales", aclara. Porque en contra de lo que se dice, Ferrer sostiene que en su país "también se puede ganar mucho dinero como músico, depende de la temporada: hay veces que me financio mis giras en Europa con conciertos en Cuba y otras que no gano un centavo". No todo son elogios hacia su patria, también deja caer algún dardo: "Carecemos de un mecanismo que nos permita una manera rápida de obtener información como es internet, una herramienta esencial. Eso es un problema, sí. Solo lo tienen alguna gente y algunas instituciones". Que nadie espere que Ferrer se encerrará en su hostal durante su estancia en Mallorca: "Cuando viajo me gusta experimentar con otros músicos, aunque no sean conocidos, me basta que sean de otras culturas y proyectar la world music". Descendiente de asturianos y valencianos, se siente atraido por la música de España, de la que aplaude su "diversidad", destacando por encima del resto la música gallega y el flamenco. "En España encuentras de todo: música judía, andalusí o, como me pasó en Lavapiés, ver a un músico marroquí tocando con un hindú, dándose cosas novedosas. España es un país vivo que se está recomponiendo, rehaciendo, porque la fisonomía cultural de España, como ocurrió en Latinoamérica, cambiará mucho en el futuro". Sus tres actuaciones en Mallorca tendrán lugar en espacios reducidos que le permitirán mantener una distancia corta e íntima con su público. "Me siento muy cómodo en los espacios pequeños, aunque a veces, como hace poco, doy conciertos en grandes salas, como el Teatro Mellaa de La Habana. Prefiero la intimidad, el respeto, el silencio, la comunicación", subraya. "Conozco a mi público y he luchado por transformarlo", advierte Ferrer, quien avanza que esta no será su única visita a Mallorca. "Quiero volver en el futuro, con mi hija Lena Ferrer, quien prepara su primer álbum en solitario". Fuente: Ocio Diario de Mallorca.es

Esta noticia es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.