Un centenar de exiliados cubanos participará en una flotilla en apoyo a la oposición

Este artículo es de hace 8 años
Un centenar de exiliados cubanos zarpará en una flotilla el próximo viernes de EE.UU. hacia aguas internacionales frente a las costas de Cuba para lanzar fuegos artificiales en solidaridad con la disidencia, evento que coincidirá con un cacerolazo convocado por la oposición interna. El presidente del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, dijo hoy a Efe que todo está listo para realizar la iniciativa el 9 de diciembre con la flotilla Democracia, "Luces de Libertad", en la noche de ese día. "Es en solidaridad con los reclamos de democracia del pueblo cubano y en protesta contra la política del Estado de golpear a mujeres indefensas que ejercen derechos pacíficamente y que caminan con un gladiolo en las manos para pedir por la libertad de sus seres queridos, las Damas de Blanco", detalló en una entrevista. Aseguró que la actividad no es una "provocación" al Gobierno cubano, sino una manifestación en aguas internacionales con luces, flores, oraciones y una bandera blanca que indica que "vamos en paz, sin violencia, como siempre lo hemos hecho, a llevar nuestro mensaje al pueblo de Cuba". Con respecto al evento informó que "ya podemos anunciar que será una flotilla, están inscritas 16 embarcaciones y posiblemente naveguen entre 8 y 6 barcos. El Gobierno de EE.UU. nos ha pedido que no entremos en aguas cubanas y nosotros vamos a permanecer en aguas internacionales". La flotilla estará "presidida simbólicamente" por una gran imagen de Laura Pollán la fallecida líder de las Damas de Blanco, un colectivo de mujeres que pide la libertad de los presos políticos cubanos. "Hemos pedido a todas las personas dentro y fuera de Cuba que usen una camisa blanca y porten una flor del mismo color en apoyo a las Damas de Blanco", precisó el activista. Los exiliados, miembros de varias organizaciones anticastristas, zarparán de una marina de Cayo Hueso, a 263 kilómetros al suroeste de Miami (Florida), hacia la zona acordada y la flotilla se mantendrá a una distancia de 24 kilómetros de la costa frente a La Habana. Desde allí se "realizarán 80 emisiones de luces (fuegos artificiales) hacia el cielo durante 3 horas que podrán observarse desde La Habana, Matanzas y Pinar del Río". "Los fuegos artificiales son un mensaje de esperanza y unidad simbólica entre las dos partes del pueblo cubano divididas por la dictadura: la que vive en la isla y la que reside en el destierro", manifestó Sánchez. La iniciativa se llevará a cabo junto con miembros del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, el Partido Republicano de Cuba y otras organizaciones dentro de Cuba que están convocando a las personas a asistir al malecón de La Habana y a un cacerolazo. Sin embargo, en la isla no se sabe hasta el momento de una convocatoria, por lo menos de manera pública. El presidente del Movimiento Democracia dijo a Efe que fuentes dentro de la isla caribeña le informaron que hoy supuestamente las autoridades cubanas sitiaron la casa de Félix Navarro, el presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, con la intención de amedrentar al activista. "Las informaciones que recibimos indican que: "se ha sitiado la casa con el operativo más grande que hemos visto en esta zona porque tienen mucho miedo de que la población responda al cacerolazo y al mensaje de la flotilla Democracia'", apuntó. Sánchez también reveló que las organizaciones en Miami se reunieron con la policía para coordinar una concentración de protesta el próximo domingo en caso de que el Gobierno de La Habana reprima a los cubanos que intenten ir al malecón a observar los fuegos artificiales. Fuente: EFE

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985