María Lapiedra y Joan Laporta: luna de miel en Cuba

Este artículo es de hace 8 años
María Lapiedra y Joan Laporta han disfrutado de una luna de miel anticipada en Cuba. Han sido días de amor y descanso para los enamorados, que, en los últimos tiempos, no pasan todo el tiempo juntos que les gustaría. El ex presidente del Barça, debido a problemas personales que le tienen en un constante ir y venir entre Barcelona y Londres. Mientras tanto, ella compagina sus actuaciones con la grabación de un disco de cuplés con el que rendirá homenaje al conocido como género chico. Durante su periplo en La Habana, María y Laporta han disfrutado visitando los lugares más típicos. No han faltado los arrumacos ante el famoso malecón. Y es que pasión tienen a raudales. Empezaron poco a poco y cada día consolidan lo suyo. No es fácil, pues les separa la distancia. Sin embargo, a ella no le importa vivir a caballo entre Madrid y Barcelona: "En el amor, lo doy todo. No soy de las que se quedan a medias. Voy donde haga falta", explica la bella. Suenan campanas de boda para Laporta y María. Siempre haciendo gala de su sentido del humor, María no duda en opinar sobre cualquier tema. Igual dedica un vídeo musical a los políticos como a los participantes de Acorralados. Sin embargo, que nadie la tome por tonta. Esta catalana tiene las ideas claras y sabe que hay que trabajar mucho para labrarse un futuro. Además del corazón de Joan Laporta, María también se ha ganado el de su suegra. La buena señora la adora y no duda en enseñarle sus secretos de cocina. Nada que ver a lo que ocurría con su exnuera, Constanza Echevarría, a quien no tragaba. La consideraba altiva y poco afectuosa. De hecho no le extrañó que el matrimonio se hiciera añicos. Al final, cada uno hacía su vida, de ahí que optaran por separarse. Eso sí, de la mejor manera posible por el bien de sus tres hijos: Pol, Guim y Joan. Cansada ya de que su nombre se asocie al mundo del porno, María ha decidido cambiar el apellido Lapiedra. Aseguran que duda entre Pascual o Laporta. Éste último podría ser una buena opción, y más si tenemos en cuenta que la pareja podría pasar por el altar. Al menos así lo aseguran fuentes muy cercanas a los protagonistas del cuento. De momento, son felices, ahora ya sólo les falta comer perdices. Fuente: Todoellas.com

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985