Viña 2012: Muchas Gracias a Los Bunkers

Este artículo es de hace 8 años
Con Gaviota de Oro se retiró el grupo nacional que despertó a la Quinta Vergara con sus grandes éxitos Los Bunkers llegaron a la Quinta Vergara con sus potentes guitarras para tocar parte de su último disco de covers de Silvio Rodríguez, que desde el inicio del espectáculo cautivaron al Monstruo que los siguió y alabó las palabras que apoyaban los distintos movimientos sociales que se han generado en nuestro país. Un alivio, porque por fin una banda nacional logró exponer la radiografía de lo que pasa en estos meses en Chile, similar a lo que antiguamente vimos hacer a Los Prisioneros. Primero fue el tema central de la serie Los Archivos del Cardenal los que avivaron el espíritu del Monstruo, la canción "Santiago de Chile", que provocó que la mayoría de la Quinta desempolvará la antigua consigna "el que no salta es Pinochet". Por lo que el vocalista de la banda le bajo el perfil y continuó con su rutina. Luego vino el turno de Manuel García quien subió para cantar "Al final de este viaje en la vida" cuya interpretación me puso los pelos de puntas, porque si bien la versión original de Silvio me gusta, esta modificación surgió un mayor efecto en mí. Debe ser por el valor y pasión que todo el conjunto entregó desde que salieron al escenario. Porque Los Bunkers que ví hace 12 años han madurado, los vi un par de veces en los carnavales porteños, pero nunca había visto en escena su opinión frente a los temas de contingencia y actualidad de nuestro país. Un orgullo ver como combinaban parte de su repertorio con los problemas nacionales, así fue con la "Exiliada del sur" para el pueblo de Aysén, "Canción para mañana" para el movimiento estudiantil con una pantalla de fondo que decía "Mientras ud esta viendo televisión ¿Sabe que leyes esta aprobando el congreso?" concluyendo con la cita "Respeto al pueblo mapuche". Alvaro López, vocalista de la banda salió de su metro cuadro y recorrió sin temor por la platea, compartiendo con el público hasta la siguiente tarima ubicada en el centro de platea para corear junto a todos uno de sus grandes éxitos, "Miño". Así se convirtió en la primera persona que usa ese lugar de la infraestructura festivalera. Aún me faltaba un tema, después de recibir la antorcha y la gaviota de plata comenzó a sonar "Ángel para un final" que muchos con tristeza cantaban recordando el sentido que la muerte de Felipe Camiroaga le dió a esta canción. Pero no hicieron alusión a este acontecimiento, solo querían despedirse de esta manera del euforico Monstruo que pedía más. Tras hora y media los Bunkers finalizaron su presentación en la Quinta Vergara, llevándose a casa una Gaviota de oro y un gigante aplauso de todos los presentes. Un espectáculo que demostró el poder y vigencia del rock nacional. Fuente: El Martutino.cl

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.