Fallece en La Habana Adolfo Casas, Director del Teatro Lírico Nacional

Este artículo es de hace 8 años
El pasado domingo víctima de un accidente cerebrovascular falleció el tenor Adolfo Casas, director general del Teatro Lírico Nacional de Cuba, informó el Consejo Nacional de las Artes Escénicas (CNAE). Nacido en Sumidero, Pinar del Río, el dos de septiembre de 1947, Casas cursó estudios musicales en el conservatorio de su provincia, donde debutó a los 16 años de edad, en la compañía lírica local como solista en la ópera Bastián y Bastiana, de Wolfgang Amadeus Mozart, se graduó de de canto en el Conservatorio Estatal de Bulgaria, inauguró en 1976 su itinerario artístico por plazas operísticas europeas, con la interpretación de La Boheme, de Giacomo Puccini, en el Teatro de la Ópera Estatal de Plovdiv, de ese país. Fue laureado en el Concurso Internacional para Jóvenes Cantantes de Ópera, en el Festival Internacional de Música Katia Popota y en el Festival de Primavera de Pyongyang, República Popular Democrática de Corea (RPDC). A su regreso a la Isla, en 1978, el Teatro Lírico Nacional de Cuba, TLNC, lo convidó a interpretar a Leonardo Gamboa en la puesta en escena de la zarzuela cubana Cecilia Valdés, dirigida por Roberto Blanco. Un año más tarde, Casas ingresó al elenco de la compañía, donde trabajó por más de 30 años, además de asumir desde hace una década su Dirección General. Con un repertorio donde confluyen los más reconocidos títulos de la ópera universal, operetas, zarzuelas españolas y cubanas, obras sinfónico-vocales y música de cámara de diferentes estilos y países, alcanzó la admiración del auditorio y de la crítica. Perseverante, visionario, amante del arte lírico y convencido de la necesidad de conquistar nuevos públicos para esta práctica escénica históricamente elitista, desarrolló una inestimable labor durante 22 años en la Facultad de Música de la Universidad de las Artes (ISA), que lo distinguió como Profesor Titular Adjunto. En 2005, fundó y asumió la dirección de la Unidad Docente del TLNC, formadora de intérpretes, que nutre las filas de la compañía, cuyo rostro está rejuvenecido, y con incuestionables resultados en concursos y temporadas nacionales e internacionales. Su arte recorrió innumerables escenarios de Alemania, Rusia, España, Austria, República Checa, México, Polonia, RPDC, Nicaragua, Brasil, Costa Rica, Colombia, Canadá, Portugal e Italia, entre otras naciones. Por su aporte, a la cultura y la defensa de la identidad, fue acreedor de la Distinción Por la Cultura Nacional y las medallas Alejo Carpentier y José Tey. Los restos del destacado tenor fueron cremados, por decisión familiar. Fuente: AIN

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.